Mientras dormimos, nuestro cuerpo se comporta de manera diferente a cuando estamos despiertos: tenemos una postura reclinada, los ojos cerrados, hay una disminución de los movimientos y una respuesta menor a estímulos extremos, seguramente alguna vez habrás sentido que te caes mientras estás dormido y a continuación te diremos por qué sientes eso.

El sentir que te caes mientras estás dormido tiene un nombre científico y este fenómeno es conocido como mioclono del sueño o una sacudida hípnica, y es muy común entre las personas.

¿Por qué sientes que te caes mientras estás dormido?

Existen tres teorías relacionadas a la sacudida hípnica, una de ellas es que existe una confusión en el cerebro, pues interpreta que mientras uno está despierto los músculos se han relajado como si estuviera a punto de dormir, por lo que manda una señal al cuerpo para que se mueva.

Otra teoría señala que es un mecanismo de supervivencia que se desarrolló gracias a la evolución. El mioclono permitía a nuestros antepasados verificar la posición en que iban a dormir.

Científicos señalan que cuando se pasa a la etapa de sueño, dejando el control activo que se tiene del cuerpo, se pasa a un estado de relajación y eventual parálisis corporal.

Por lo que sentir que nos caemos mientras dormimos puede ser una señal del cambio entre el sistema de activación reticular del cerebro y el núcleo ventrolateral preóptico (el encargado de inhibir la transmisión de señales al cuerpo para poder dormir).

(Foto: Freepik)

¿Qué provoca esta situación?

Una investigación ha descubierto que hay factores que pueden influir en la frecuencia que produce este fenómeno, entre las cosas que se asocian con la presencia de una sacudida hípnica está el estrés, los estimulantes como la cafeína, no dormir a la misma hora frecuentemente, no dormir bien y la fatiga.

Si bebes alcohol o tomas cafeína justo antes de irte a dormir también podrías sufrir de estas sacudidas, por lo que es aconsejable que no tomes alcohol ni bebidas con cafeína antes de irte a dormir.

Si realizas ejercicios pesados durante la noche también puede ocasionar que sufras de estas sacudidas mientras duermes. Esto podría deberse a una falta de calcio, magnesio o hierro.

Dormir en una posición incómoda o tener privación del sueño también puede provocar que tengas estas sacudidas musculares. Parece ser que puede ocurrir en estos casos porque una parte del cerebro todavía está activo cuando el cuerpo está en un estado de relajación absoluto.

Las sacudidas hípnicas suceden cuando te quedas dormido demasiado rápido. Durante la primera etapa del sueño, el ritmo cardíaco y la respiración se hacen más lentas de forma gradual. Sin embargo, si te encuentras agotado tu cerebro pasa por esa fase de forma más rápida. A medida que los músculos se relajan y el cerebro permanece activo, se crea una impresión de que te estás cayendo, lo que hace que el cerebro reaccione con una sacudida a causa de la química que produce que te despiertes.

Sigue leyendo: ¿Por qué celebramos el día de muertos el 1 y 2 de noviembre?

(Con información de: Vix y Cabecera)