Las orquídeas forman parte de las familias de plantas más extensas, con más de 25 mil especies identificadas hasta el momento por los científicos. Esta hermosa planta se puede tener en casa y hoy te diremos cómo cuidar las orquídeas dentro del hogar. 

Las orquídeas se han podido establecer en casi todos los ambientes de la tierra gracias a sus adaptaciones para soportar distintas condiciones. México es un país de enorme riqueza, tanto natural como cultural, estando entre los siete primeros países por su variedad de seres vivos.

Cuenta con unas mil 400 especies de orquídeas, creciendo en casi todos los tipos de vegetación, sin embargo, la mayor parte se encuentran por debajo de los dos mil metros sobre el nivel del mar, en diversos tipos de bosques tropicales y templados.

¿Cómo cuidar las orquídeas dentro del hogar?

Las orquídeas son muy elegantes y son ideales para embellecer el interior de la casa. Aunque tienen fama de que son difíciles de cuidar, esto no es así, ya que son una de las flores más fáciles de cultivar y cuidar.

Son plantas tropicales bastante resistentes, por lo que son ideales para tenerlas en casa. Basta con que reciban la luz y humedad adecuada así como tener en cuenta los siguientes consejos para que crezcan y florezcan año tras año:

No la riegues directamente

La orquídea es una planta tropical a la que le gusta mucho la humedad, por eso le va muy bien que se vaporicen sus hojas una vez por semana durante todo el año. Puedes vaporizar tanto la de arriba como la de abajo, pero se debe evitar que el agua toque las flores.

(Foto: Pinterest)

Ponerle piedras en la base ayuda

Aunque no se deben regar directamente, estas plantas adoran la humedad, así que si creas un ambiente húmedo a su alrededor, te lo agradecerán. Esto se puede conseguir poniendo piedras debajo de la maceta que debes humedecer de vez en cuando.

¿Cada cuánto debes regarlas?

Lo más importante en el cuidado de la orquídea es el riego, porque muchas veces es donde más se falla en sus cuidados, especialmente por exceso de agua. Cuando ha florecido necesita recibir agua templada cada 15 días. El riego se hace por inmersión durante 15 o 20 minutos.

Cuando no tiene flor necesita menos agua y más fertilizante

Una vez que la planta haya perdido sus flores necesita menos agua. En ese momento hay que espaciar los riegos y hacerlo cada tres semanas, siempre por inmersión. Comprar un fertilizante especial para orquídeas es importante para activar la floración.

(Foto: Captura de pantalla)

El lugar para ubicarla es clave

Puede vivir tanto dentro como fuera del hogar pero sin que le de la luz del sol directa, si su ubicación es al aire libre, escoge un rincón en el que no le pegue el sol directo.

Las orquídeas son perfectas para adornar el interior y exterior de tu hogar por lo que saber cómo cuidarlas es fundamental para que te duren bastante tiempo.

Sigue leyendo: 5 consejos para mantener tu cocina limpia mientras la usas

(Con información de: Inecol y Arquitectura y diseño)