Roncar es el sonido que se hace cuando la respiración se bloquea mientras duermes. El sonido es causado por tejidos en la parte superior de las vías respiratorias que se golpean entre sí y vibran. Esto suele ser muy molesto por lo que a continuación te mostramos 5 consejos para dejar de roncar.

El ronquido es común, especialmente en adultos y personas con sobrepeso. Cuando es severo el ronquido puede causar que te despiertes frecuentemente durante la noche y que tengas somnolencia diurna. Además, puede interrumpir el sueño de tu pareja o con quien duermas.

5 consejos para dejar de roncar

Los ronquidos también pueden ser un signo de un trastorno serio llamado apnea del sueño, por lo que es fundamental tener en cuenta los siguientes consejos para dejar de roncar:

1. Evita dormir boca arriba

Evita dormir boca arriba, ya que los ronquidos suelen ser peores en esta posición, también es importante que uses una almohada con forma de cuña para evitar que duermas en esta posición.

Expertos también recomiendan ponerse una pelota en la parte trasera de la pijama para que así te resulte incómodo estar boca arriba mientras duermes.

2. Evita el sobrepeso

Las personas con sobrepeso u obesas tienen más probabilidades de roncar o tener apnea obstructiva del sueño. Tener una vía aérea estrecha.

Algunas personas pueden tener un paladar largo y suave, o amígdalas o adenoides grandes, que pueden estrechar la vía aérea y causar ronquidos.

Es fundamental que te mantengas en buena condición física, ya que de esta forma tus probabilidades de roncar disminuyen notablemente.

(Foto: Especial)

3. Deja de fumar

Expertos aseguran que fumar está relacionado con una mayor prevalencia a desarrollar ronquidos, lo que significa que quienes fuman o respiran humo de tabaco corren más riesgo de padecer el síndrome de la apnea obstructiva del sueño.

Cuando una persona fuma hace que la nariz y la garganta se inflamen, un hecho que provoca que se reduzca el espacio por el que pasa el aire. De este modo, cuanto más estrecha sean las vías respiratorias, más dificultades existen para respirar con normalidad.

4. Utiliza un humidificador

Cuando los ronquidos se deben a la obstrucción de las vías respiratorias por un exceso de mucosidad, utilizar un humidificador puede ayudarte.

La sequedad del aire, es típica del invierno y cuando se utiliza calefacción en casa, la garganta puede irritarse y dificultar la eliminación del moco. Añadir humedad al ambiente facilita la expulsión de mucosidad y ayuda a inhalar mejor.

(Foto: Especial)

5. No bebas alcohol antes de dormir

El alcohol impide puedas respirar normal durante el sueño, puesto que se relajan los músculos de la garganta, y afecta al centro cerebral de la respiración enmascarando el efecto de un bajo nivel de oxígeno en sangre.

Incluso personas que habitualmente no roncan pueden hacerlo si han estado bebiendo, también los roncadores que no sufren apnea pueden mostrar síntomas a causa de la ingesta de alcohol.

Si roncas habitualmente, lo mejor es que acudas con un especialista, ya que los ronquidos no son normales y pueden estar indicando que algo en tu salud no está bien.

Sigue leyendo: ¿Cuáles son las consecuencias de roncar?

(Con información de: Men’s Health, Mayo Clinic, Medlineplus y Stop Ronquidos)