Una de las cosas más temidas por las madres y los padres de familia es que su bebé no pueda dormir bien durante la noche, es por eso que a continuación te mostraremos algunas razones por las que tú bebé no puede dormir bien durante la noche.

Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, los bebés recién nacidos deben dormir de 14 a 17 horas en cada período de 24 horas. Algunos recién nacidos duermen hasta 18-19 horas al día. Sin embargo, los bebés no suelen dormir de corrido toda la noche.

Razones por las que tú bebé no puede dormir bien durante la noche

El sueño de los bebés se va transformando a medida que crecen. El descanso nocturno se hace cada vez más largo y estable, mientras las siestas durante el día se van reduciendo. Sin embargo, en esta progresión pueden ocurrir retrocesos que llevan al niño a no poder dormir bien durante la noche.

Las regresiones del sueño pueden aparecer en diferentes momentos de la vida del niño, pero suelen ir ligadas a etapas de importantes avances evolutivos. Las regresiones pueden tener lugar a los cuatro meses, a los ocho, a los dieciocho o a los dos años. Aunque la más llamativa suele tener lugar entre los ocho y los 10 meses de edad.

Estas son las principales razones por las que tu bebé no puede dormir bien durante la noche:

Gasto de energía durante el día

Todos estos avances hacen que los pequeños tengan un mayor gasto de energía durante el día y pueden que por la noche sientan hambre. Si esto sucede, pueden despertarse irritables y tener dificultades para conciliar el sueño de nuevo.

Si tu bebé no duerme las suficientes horas al día, esto puede perjudicar su habilidad para descansar adecuadamente cuando al fin llegue el momento de acostarse.

(Foto: Freepik)

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación puede hacer que tu bebé se despierte buscando tu contacto, con la necesidad de asegurar tu presencia, aunque anteriormente no fuera el caso. Esta puede aparecer a partir de los ocho meses y hacer que el infante se despierte ansioso y llore para que vayas a verlo.

Dentición

La salida de los dientes también puede influir en el ciclo del sueño. Los infantes suelen sentir molestias, dolores o encías palpitantes, una incomodidad que interfiere con el descanso.

(Foto: Pinterest)

Hitos del desarrollo

Los hitos del desarrollo son los avances que los bebés van adquiriendo a medida que crecen. Aprender a mantenerse sentados, a girarse, a gatear o a caminar.

Estas habilidades adquiridas abren un mundo de posibilidades a los niños que, al verse cada vez más independientes, pueden estar deseosos de seguir explorando el entorno en lugar de aceptar volver a dormirse fácilmente.

Generalmente, la regresión del sueño desaparece en unas semanas, por lo que es fundamental que como padre no te desesperes porque tu hijo despierte varias veces por la noche.

Sigue leyendo: ¿Cuándo las mamás vuelven a dormir bien luego de tener un bebé?

(Con información de: Mejor con Salud y Ser padre)