No existe un manual con instrucciones que garantice que vas a ser buen padre o madre para tu hijo; cuando eres primerizo es normal tener algunas fallas. Hoy te diremos 5 errores que no debes cometer con un recién nacido.

Existe un dicho que dice “echando a perder se aprende”, cuando se tienen hijos no se puede aplicar esto pero es normal que se cometan algunas fallas, sin embargo, es fundamental que sean las menos posibles.

5 errores que no debes cometer con un recién nacido

Tener hijos es el sueño de muchas personas y cometer errores son normales, pero entre menos puedas tener es mejor por lo que estos son 5 errores que no debes cometer con un recién nacido:

1. Abrigarlo demasiado

El riesgo más frecuente de abrigar mucho a un recién nacido es provocar fiebre. En este sentido, cuanto más pequeños sean los niños, más vulnerables son.

Los recién nacidos no pueden regular su temperatura y si los abrigas demasiado o los mantienes en ambiente muy calurosos pueden llegar a presentar fiebre.

Los bebés prematuros a los que abrigas mucho consumirá energías extras para tratar de equilibrar su temperatura, lo cual les dificultará poder ganar peso.

2. Dejarles llorar

Seguramente en muchas ocasiones habrás escuchado que se debe dejar llorar a los bebés porque esto tiene diferentes beneficios para su salud; sin embargo, si lo haces con bebés recién nacidos les pueden perjudicar su desarrollo emocional.

Además el bebé se mantendrá estresado y tenderá a ser un niño desconfiado, con baja autoestima y problemas para poder controlar sus emociones.

(Foto: Twitter)

3. Pegarle

Para enseñarle al bebé y que aprenda no es necesario pegarle. Basta con mirarle a los ojos y hablarle con voz firme. Los castigos físicos pueden convertir al bebé en un niño más agresivo y con una baja autoestima.

4. No tenerlo en brazos

Hay quienes dicen que no se debe tener al bebé mucho tiempo en los brazos para no mal acostumbrarlo; sin embargo, cargar al bebé y tenerlo en brazos les ofrece seguridad y confianza. De los 0 a los 18 meses el bebé necesita afecto y el contacto cuerpo a cuerpo es fundamental para establecer el vínculo.

(Foto: Pixabay)

5. No sacarle gases

Es importante que después de comer todo el bebé expulse los gases, es importante que se invierta el tiempo necesario para que el recién nacido eructe y no acumule aire. Si no ayudas a tu bebé a sacar el aire, padecerán más cólicos de gases, le costará descansar e incluso puede despertarse por la molestia.

Sigue leyendo: ¿Por qué los bebés se chupan el dedo?

(Con información de: Guía infantil y ser padres)