¿Usas una esponja de baño durante la ducha? Sí disfrutas de bañarte con esponja, lee lo que un dermatólogo piensa al respecto.

El baño es un hábito de higiene que fomenta la salud, el bienestar y la seguridad para presentarte ante otros.

También es una acción de autocuidado y relajación en la que disfrutamos de diferentes implementos como son el aroma del jabón, el agua tibia y algunos optamos por usar esponja de baño para limpiar la piel.

¿Usas una esponja para bañarte? Esto te interesa

Lo que no sabías y te sorprenderá es que la esponja no actúa como un agente de limpieza. De acuerdo a los expertos, una esponja de baño es un caldo de cultivo para gérmenes y bacterias.

(Foto: Especial) 

Un estudio publicado en Journal of Clinical Microbiology reveló que el material poroso con el que se fabrican las esponjas de baño, acumula las células muertas y bacterias que retiramos al frotarla con nuestra piel.

Ahora bien, este material biólogo se acumula cada vez que usamos la esponja y considerando que ésta reposa en un ambiente húmedo, se vuelve el hogar ideal de bacterias como Estafilococos. Si nuestra piel presenta heridas o tiene los poros muy abiertos, corremos el riesgo de que gérmenes y bacterias penetren y generen una infección.

(Foto: Especial)

El farmacéutico Álvaro Fernández explica que una esponja puede guardar más bacterias que la propia taza de baño. Todavía peor, él comenta que cuando frotamos la piel con esponjas, provocamos erosiones e irritaciones en la piel. Éstas micro heridas podrían derivar en infecciones.

Ahora ya sabes, cuando tomes tu baño con la esponja de siempre, evalúa si es la mejor opción para tu salud. Tal vez estés muy acostumbrado al uso de esponjas y te rehúses a dejarla, entonces te recomendamos cambiarla regularmente y procurar dejarla secar entre cada uso.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Onda cero)