¿Sabías que hay medicinas que te engordan? Los medicamentos te ayudan a sentirte mejor cuando estás enfermo, pero también pueden causar efectos secundarios. Uno de estos eventos adversos es el incremento de tallas.

¿Cuáles son los medicamentos que engordan? Aquí te aquí te decimos 5 tratamientos que lo pueden ocasionar.

¿Cuáles son las medicinas que te engordan?

La Universidad de Rochester, en Estados Unidos, apunta que el aumento de peso ocasionado por algunas medicinas puede deberse a varios factores, como que se está usando, la edad, los patrones de sueño y otras condiciones médicas que se padezcan.

Existe la posibilidad de que la persona solo gane unos pocos kilos durante un año, pero algunas personas incrementan más su peso, como 10 o 20 kilos en pocos meses, detalla esta institución educativa.

De acuerdo con esta universidad, las medicinas que te engordan no son raras y son utilizadas regularmente para atender problemas de salud mental o para incrementar la fuerza cuando se hace ejercicio.

Estas son 5 medicinas que te engordan o pueden hacer que subas de peso:

  1. Medicinas para disminuir la presión arterial: propranolol y metoprolol (betabloqueantes)
  2. Píldoras anticonceptivas (por las hormonas)
  3. Medicinas para la epilepsia: gabapentina, carbamazepina, divalproato o valproato
  4. Antidepresivos como: sertralina, paroxetina, amitriptilina, mirtazapina, imipramina, escitalopram y citalopram
  5. Medicinas para la diabetes: insulina, sulfonilureas, tiazolidinedionas

¿Por qué hay medicinas que te engordan?

La Universidad de Rochester explica que existen tres razones por las que las medicinas pueden hacer que subas de peso:

  1. pueden afectar el metabolismo corporal: esto va a causar que tu cuerpo queme calorías a un ritmo más lento
  2. pueden hacer que retengas agua. Esto te hará pesar más incluso si no acumulas grasa extra
  3. pueden afectar la forma en que tu cuerpo almacena y absorbe azúcares y otros nutrientes

Es importante resaltar que no todos los medicamentos engordan y tampoco se debe estereotipar a unas medicinas por lo que hacen otras. En la mayoría de los casos, el incremento de peso se dar rápidamente después de tomar la medicina, pero también hay situaciones en la que el incremento se da de manera lenta.