¿Te truena la rodilla? En realidad, es erróneo decir que te truenan los huesos, lo correcto es decir que te truenan las articulaciones. Pero, ¿por qué sucede esto y síntoma de qué problema de salud es?

Los ruidos articulares, como crujidos y chasquidos, son frecuentes y por lo general no significan una enfermedad ni un desgaste. Aunque, en ocasiones si pueden alertar de alguna condición, de acuerdo con el Manual MSD.

Los tronidos son normales y a todos no suceden, según la cirujana ortopédica Kim Stearns. Sin embargo, lo que no es normal es que el tronido ocurra con dolor o inflamación, en ese momento es tiempo de acudir al doctor.

¿Qué pasa si me truena la rodilla?

Hay una explicación por la cual truenan las articulaciones sin importar la edad. Lo que sucede es que, como parte normal de envejecer, el cartílago se desgasta y las superficies se vuelven un poco más ásperas y hacen más ruido a medida que se frotan entre sí.

De igual manera, las articulaciones pueden tronar dependiendo de los movimientos que hagas y la posición de tu cuerpo. ¿Has notado que si levantas el brazo te truena el hombro? Se debe a eso.

(Foto: Pixabay)

¿Por qué me truena la rodilla sin dolor?

Por ejemplo, puede ocurrir que cuando haces ejercicio y estás haciendo repeticiones de alguna serie, escuches que tu articulación truena. Esto se debe a que el músculo esta duro y está frotando y causando fricción alrededor del hueso. O podría ser que los tendones estén frotándose con el hueso. Si ese es el caso, trata de estirar antes de continuar.

Cuando te truenas los nudillos, el sonido se produce por la compresión de las burbujas de nitrógeno que hay de forma natural entre los espacios de las articulaciones. El tronido es el sonido del gas siendo liberado de la articulación, es un fenómeno llamado cavitación. Un mito común es creer que su te truenas los dedos, vas a desarrollar artritis, lo cual es falso.

La cavitación se puede entender como la lubricación de una cadena de bicicleta, sin aceite, ésta truena. Lo mismo sucede con las articulaciones, el líquido sinovial y la cavitación, que se encargan de lubricar las articulaciones, producen pequeñas burbujas que hacen que las articulaciones truenen.

(Foto: Pixabay)

¿Qué hacer si la rodilla me truena?

Una de las formas en las que se pueden evitar los tronidos es tener el mayor movimiento posible durante el día. Las personas que hacen ejercicio regularmente, tienen sus articulaciones mucho más lubricadas. Mientras más te muevas, mayor lubricación hay.

Pero recuerda que, si el tronido está acompañado de dolor e inflamación, ya no es normal y seguramente tienes una lesión que debe ser revisada por un especialista.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Cleveland Clinic y Manual MSD)