Los accidentes con fuego y líquidos calientes, entre otros, son particularmente peligrosos para los niños entre cero y cinco años de edad, pero todas la personas estamos expuestos y corremos el riesgo de sufrir una.

¿Qué son las quemaduras?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las quemaduras como una lesión en la piel u otro tejido orgánico causada por trauma térmico que ocurre cuando algunas o todas las células son destruidas por líquidos calientes (escaldaduras), sólidos calientes (quemaduras de contacto) o llamas.

De acuerdo con la OMS, éstas pueden distinguirse y clasificarse por su mecanismo o causa, el grado o profundidad de la quemadura, el área de la superficie del cuerpo que se quema, la región o parte del cuerpo afectado, y/o la extensión.

Cuando son por mecanismo o por causa, pueden ser las siguientes clasificaciones: 

Térmicas:

Pueden presentarse como:

  • escaldaduras (causadas por líquido caliente o vapor)
  • quemaduras de contacto (causadas por sólidos o elementos calientes)
  • quemaduras de llamas (causadas por llamas o incendios incandescentes)
  • quemaduras químicas (causadas por la exposición a sustancias químicas reactivas como ácidos o álcalis fuertes)
  • quemaduras eléctricas (causadas por una corriente eléctrica que pasa de un toma de corriente, cable o aparato a través del cuerpo).

Inhalación:

Suceden cuando se inhalan gases sobrecalentados. Causan lesiones térmicas o químicas en las vías respiratorias y los pulmones y acompañan una quemadura de piel en aproximadamente 20% a 35% de los casos.

Representan la causa más común de muerte entre las personas que sufren quemaduras relacionadas con incendios.

Sobre los grados de quemaduras, la Secretaría de Salud precisa en la página 15 de su artículo "Modelo para la Prevención de Quemaduras en Grupos Vulnerables en México" que las de primer grado son las que se dan cuando la lesión afecta la epidermis resultando en una respuesta inflamatoria simple.

Las de segundo suceden cuando el daño de la piel se extiende por debajo de la epidermis dentro de la dermis sin destruir todos los elementos de la piel.

Las de tercer grado son las que ocurren cuando existe daño a todos los elementos de la piel, incluyendo epidermis, dermis, tejido celular subcutáneo y los folículos pilosos


Quemadura de primer grado

¿Cómo se trata cada uno de los grados de quemaduras?

El Gobierno de Colorado informa en su boletín "Wildland Firefighter: Burn Injury Guidelines for Care" que cada uno de los grados tiene una manera diferente de ser tratado:

Primer grado: son quemaduras que involucran la capa más externa de la piel y generalmente están asociadas al sol. Tales lesiones pueden ocurrir por una exposición excesiva a este (jardinería, tomar el sol, etc.) y se caracterizan por una piel generalmente todavía intacta pero que puede parecer roja, muy cálida, caliente al tacto y dolorosa.

¿Qué hacer en este caso? 

A) enfría la combustión con agua corriente fría término medio (no gélida pero tampoco tibia) durante al menos 5 minutos. NO USES HIELO, ya que esto puede causar más daño en la piel. ¡No te enfríes! Si el o la víctima comienzan a temblar, detén el proceso de enfriamiento.

B) Retira relojes, cadenas, pulseras y accesorios que se encuentren en contacto con el área afectada tan pronto como sea posible

C) Administra un analgésico de venta libre como el ibuprofeno o el acetaminofén para controlar el dolor. Sigue las instrucciones en la etiqueta. Consulta a un médico o proveedor de atención médica si no sientes que se alivia el dolor.

  • Cubre la quemadura con una venda de calibre estéril o un paño limpio y envuelve el área quemada sin apretar para evitar ejercer demasiada presión sobre el tejido quemado.

*** No uses mantequilla, pomadas u otros remedios caseros sobre la quemadura, ya que dichas sustancias pueden atrapar el calor en el tejido y empeorar la quemadura ***

Segundo Grado: Como mencionamos arriba, ocurre cuando una segunda capa de piel es quemada. 

Está caracterizada por ser muy roja, por la formación de ampollas, por ser extremadamente dolorosa y presentar bastante hinchazón.

Si la lesión es pequeña (menor de siete centímetros), puede ser atendida como una quemadura mínima, pero si supera este tamaño e involucra partes del cuerpo como los pies, la cara, los ojos las orejas o las pantorrillas , se necesita una atención médica mayor. 

Lleva a la persona al doctor más cercano para que sea evaluada y atendida según sea el caso. El no hacerlo puede resultar en desfiguraciones permanentes o en la pérdida de la función.

Tercer Grado: NO son quemaduras leves y deben ser evaluadas y tratadas por un proveedor de atención médica.

La quemadura de tercer grado es una quemadura muy grave, sin importar el tamaño o el área del cuerpo que pueda estar involucrada. Involucra todas las capas de la piel y puede causar daño tisular permanente .

¿Cómo reconocer estas lesiones?

La piel puede parecer estar carbonizada, ennegrecida o blanca y su textura puede ser muy seca o coriácea (que tiene el aspecto y el tacto semejantes a los del cuero).

Ejemplo de quemadura de tercer grado

Recuerda que ante la presencia de un incendio, lo ideal es llamar a las autoridades y al personal correspondiente. En caso de requerir atención médica, ellos te proporcionarán el tratamiento acorde con tu afección. 

Con información de comunicacion.senado.gob.mx, OMS, Secretaría de Salud, Gobierno de Colorado