Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Qué es la fisura por estrés que sufrió el tenista Rafael Nadal?

El tenista Rafael Nadal manifestó que no podía respirar bien durante un partido y los médicos lo diagnosticaron con fisura por estrés ¿qué es?

SUSANA CARRASCOMar 23, 2022 
Tiempo de lectura: 7 mins.
Rafael Nadal debe guardar reposo varias semanas tras una fisura por estrés. Foto: TWITTER

Lo + leído

El tenista Rafael Nadal anunció en sus redes sociales que sufrió una fisura por estrés, por lo que tendrá que descansar un tiempo y alejarse de las canchas, pero ¿qué significa la lesión que tiene? ¿Es grave? Te lo decimos a continuación.

La estrella del deporte dio a conocer su lesión luego de perder la final de Indian Wells, donde manifestó que no podía respirar bien durante el partido.

“Al final resulta que tengo una fisura por estrés en una de las costillas y estaré entre 4 y 6 semanas de baja. No son buenas noticias y no me esperaba esto. Estoy hundido y triste tras el inicio de temporada que he tenido tan buena”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

¿Qué es la fisura por estrés de Rafael Nadal?

La fisura por estrés o por sobrecarga ocurre cuando hay pequeñas grietas en un hueso causadas por la fuerza repetitiva, a menudo por el uso excesivo, como saltar repetidamente de un lado a otro o correr largas distancias, señala Mayo Clinic.

Este tipo de fracturas también se pueden desarrollar por el uso normal de un hueso debilitado por una afección como la osteoporosis.

(Foto: Pixabay) 

Luis R. Ramos Pascua, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) explica a Cuídate Plus que “son fracturas que aparecen como consecuencia de traumatismos reiterados sobre un hueso o un segmento óseo que de forma aislada no se producirían. Por este motivo, también se conocen como fracturas ‘por fatiga’”.

Las fisuras por sobrecarga son más comunes en los huesos que soportan el peso de la parte inferior de la pierna y el pie. Las fracturas costales por estrés como la que sufrió Rafael Nadal no son tan comunes, pero pueden ocurrir, afectando sobre todo en la primera costilla.

Mejor con Salud detalla que se trata de rupturas que no llegan a la parte media de los huesos, sino que se concentran en la corteza, sin penetrar demasiado.

En este caso particular, no se producen por un único traumatismo externo que golpea a la persona en ese sitio, sino que aparecen por la repetición de movimientos que terminan lastimando. Significa que el hueso recibió de manera repetida tanta presión, persistentemente, que se daña la parte más externa.

Esa sobrecarga constante impide que los procesos normales de cicatrización reparen el defecto. Por ello, las fisuras por estrés son frecuentes en los runners, los tenistas, los futbolistas y los montañistas, ya que repiten los mismos movimientos cada vez que realizan su actividad deportiva.

Síntomas de la fisura por estrés 

Expertos de Mayo Clinic detallan que es posible que al principio apenas y se note un dolor asociado con la fractura por sobrecarga, sin embargo, con el tiempo tiende a empeorar.

(Foto: Pixabay) 

La principal característica es que el dolor y la sensibilidad generalmente comienza en un punto específico y disminuye durante el reposo. También se puede tener hinchazón alrededor de la zona con dolor.

En realidad, depende de la localización de la fractura. Los corredores con lesiones en los metatarsianos manifestarán dolor al caminar y hasta inflamación en el pie. En el caso de Rafael Nadal, la señal de una fisura por estrés en las costillas fue la falta de aire.

Debido a que las fisuras por estrés suelen ser consecuencia del aumento de la cantidad o la intensidad de una actividad demasiado rápido, no solo los atletas pueden padecerlas, también los militares y cualquier persona que realice movimientos intensos repetitivos, por ejemplo, al comenzar un programa de ejercicios.

Sin embargo, las fracturas por sobrecarga son más comunes en personas que practican deportes de alto impacto, como atletismo, baloncesto, tenis, danza o gimnasia.

Las mujeres, especialmente aquellas con períodos menstruales anormales o ausentes, también están en mayor riesgo de desarrollar fisuras por estrés.

(Foto: Pixabay) 

Otro de los factores relacionados con este tipo de fracturas son los trastornos alimentarios y la falta de vitamina D y calcio, que pueden hacer que los huesos sean más propensos.

¿Cómo prevenir las fisuras por estrés?

Debido a que la principal causa son los movimientos intensos y repetitivos, es fundamental que al comenzar cualquier programa de ejercicio nuevo se haga lenta y gradualmente. Se debe evitar aumentar la cantidad de ejercicio en más de un 10 % a la semana.

Durante la actividad física o el trabajo hay que asegurarse de que el calzado quede bien y sea apropiado para la actividad. En caso de tener pies planos, debes preguntar al médico acerca de los soportes para el arco del calzado más adecuados. 

Es ideal hacer entrenamientos cruzados, es decir, agregar actividades de bajo impacto al régimen de ejercicios para evitar el estrés repetitivo en una parte particular del cuerpo.

La alimentación también es básica para prevenir las fisuras por estrés y en ese sentido, la recomendación es incluir en la dieta suficiente calcio, vitamina D y otros nutrientes para mantener los huesos fuertes.

Tratamiento 

El mejor tratamiento es el descanso, por ello, tras la fisura por estrés costal de Rafael Nadal, el tenista debe estar en reposo de 4 a 6 semanas, ya que es el tiempo estipulado para que las células hagan una cicatrización correcta.

Para reducir la hinchazón y aliviar el dolor, el médico puede recomendar aplicar compresas de hielo en el área lesionada según sea necesario por 15 minutos cada tres horas.

(Foto: Pexels) 

Cuando el especialista lo autorice, se debe empezar lentamente con las actividades sin soporte de peso, como la natación, a las actividades habituales. Vuelve a correr o a realizar otras actividades de alto impacto gradualmente, aumentando el tiempo y la distancia lentamente.

(Con información de Mejor con Salud, Mayo Clinic y Cuídate Plus)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda