¿Qué harías si no pudieras enfocar lo que ves? Seguramente se cansaría tu vista y verías afectada tu vida cotidiana. La afaquia, o ausencia del cristalino en el ojo, causa esto.

Se le llama cristalino en el ojo a una estructura transparente en nuestros ojos que funciona como lente, permitiendo que los rayos de luz entren y tengan una incidencia sobre la retina para enfocar las imágenes que vemos. Cuando no hay cristalino, se dice que se tiene “afaquia”.

Afaquia: causas y tratamiento:

La vista es uno de los sentidos más importantes que tenemos y la vida cambia cuando no está presente. Por ello, es importante que conozcas más sobre la afaquia.

De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, la afaquia normalmente es consecuencia de una extracción quirúrgica, por haberse desarrollado en él una catarata.

Sin embargo, en palabras de esta institución, solo se habla de afaquia en aquellos casos en los que, luego de la operación, no se ha introducido en el ojo un lente intraocular o un cristalino artificial, que es algo poco habitual en la actualidad.

La Biblioteca Virtual en Salud señala que la afaquia es fundamentalmente congénita o un resultado de la subluxación del lente y la dislocación.

Que un bebé nazca con afaquia es algo muy raro, pero frecuentemente se relaciona con otras alteraciones en la estructura del ojo del recién nacido. Por ello, los especialistas recomiendan una inspección general de los ojos del recién nacido para detectar cualquier problema.

Para aprender más de...5 consecuencias de la cirugía de cataratas que debes conocer

Un procedimiento que mejora la vista:

La American Academy of Ophthalmology (AAO) indica que la cirugía de cataratas es un proceso seguro y exitoso que mejora la vida de los pacientes. Sin embargo, existen algunos efectos secundarios del procedimiento.
1: Ver borroso:

Sí, uno de los efectos secundarios de la operación de cataratas, pero la AAO señala que es el resultado de la inflamación después del procedimiento y unas gotas para los ojos pueden ayudar
2: Sensación de tener algo en el ojo:

Mucha gente se queja de que sienten que tienen arena dentro del ojo o que el ojo se siente irritado después de la cirugía de cataratas. La AAO explica que esto es una sensación normal provocada por la pequeña incisión en el ojo y debe sanar en aproximadamente una semana.
3: Deslumbramiento, halos y otras imágenes:

Dichos efectos pueden ser más notorios entre la cirugía del primer ojo y la del segundo ojo. Si la disfotopsia (las imágenes) siguen siendo un problema después de 3 a 4 meses, se recomienda decírselo al médico tratante y ver opciones de tratamiento.
4: Sensibilidad a la luz:

No es raro experimentar un poco de sensibilidad a la luz por la sequedad en el ojo. Pero si estos se entrecierran, o se cierran por reflejo cuando la persona se expone a cualquier luz, puede ser una señal de inflamación en el iris o en el ojo.
5: Náuseas:

No es raro tener náuseas persistentes durante 1 o 2 días después de la cirugía de cataratas. Suele ser un efecto secundario de la anestesia intravenosa que se usa para la sedación

Cuando existe afaquia, como no está el cristalino, la persona tiene problemas para acomodar las imágenes y los rayos de luz entran sin un foco. Algunas consecuencias de la afaquia son:

  • visión alterada
  • visión borrosa

Esto depende, claro, de si la condición de afaquia está afectando a uno o los dos ojos.

¿Cómo se trata la afaquia?

De acuerdo con especialistas, el objetivo de la corrección de la afaquia es el reemplazo del lente natural que no está, por uno artificial. La utilización de lentes intraoculares depende de la edad del paciente.