Las pesadillas en adultos pueden representar más que una noche de insomnio. De acuerdo con una investigación realizada por elementos de la Universidad de Birmingham, el tener malos sueños pasando los 50 años puede preceder al desarrollo del Parkinson.

En palabras de los expertos, no se conocía mucho sobre la precedencia de las anomalías del sueño al desarrollo de la Enfermedad de Parkinson hasta antes del estudio, por lo que ese fue su enfoque. ¿Qué fue lo que encontraron?

Pesadillas en adultos y enfermedad de Parkinson: ¿Duermes con la conciencia tranquila?

Mayo Clinic explica que las pesadillas son sueños perturbadores relacionados con sentimientos negativos, como miedo o ansiedad que despiertan a las personas. Las pesadillas son frecuentes en niños, pero pueden manifestarse a cualquier edad. Cuando son ocasionales, las pesadillas generalmente no son motivo para preocuparse.

De acuerdo con esta clínica, los menores pueden iniciar con pesadillas entre los 3 y los 6 años, y suelen reducirse después de los 10 años. Durante la adolescencia y la adultez joven, las mujeres parecen tener pesadillas más frecuentemente que los hombres. Sin embargo, algunas personas tienen pesadillas durante la adultez o a lo largo de toda su vida.

Cabe aclarar que tener pesadillas de vez en cuando es normal y no deberías espantarte si sueñas mal en algunas ocasiones.

La Universidad de Harvard informa que las pesadillas en adultos pueden darse por varias razones, como:

  • estrés
  • ansiedad
  • sueño irregular
  • medicamentos
  • trastornos de salud mental
  • trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Todos tenemos alguno de estos eventos en algún momento de nuestras vidas, pero lo preocupante sería cuando se presentan pesadillas en adultos mayores de 60 años.

Para aprender más de...Estos son 8 síntomas tempranos del Parkinson que debes conocer

¿Qué es?
Según la Clínica Mayo, la enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva que afecta el sistema nervioso y altera el movimiento. Es causada por la falta de producción de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina, la cual es responsable de los movimientos y el estado de ánimo.
1- Temblor
Es uno de los síntomas tempranos de la enfermedad. Se experimenta como un temblor en los labios, los dedos, las manos o las piernas en un estado de reposo o relajación. Lo normal es que alguna parte del cuerpo tiemble después del ejercicio o al tomar algún medicamento, indica la Fundación de Parkinson de Estados Unidos.
2- Cambios en la escritura
La Fundación de Parkinson de EU dice que el cambio radical y repentino en la escritura, como hacer la letra más pequeña o juntar más las palabras es un síntoma temprano del Parkinson. Con el envejecimiento, las manos se vuelven rígidas o hay una pérdida de la visión lo que puede alterar la escritura y es normal siempre y cuando sea de forma paulatina.
3- Problemas con el sueño
Cuando una persona comienza a experimentar constantemente problemas al dormir, como hacer movimientos bruscos, patear, golpear o caerse de la cama mientras se encuentra profundamente dormido es una señal temprana de Parkinson, explica la Fundación de Parkinson.
4- Rigidez en el cuerpo
Si se experimenta rigidez en las manos, los brazos o el cuerpo en general que no cede ante el movimiento, podría ser un síntoma del Parkinson. Si los brazos no se mueven al caminar o cuesta trabajo despegar los pies del suelo o hay dolor de cadera y hombros, hay que tener cuidado y asistir al doctor, indica la Fundación de Parkinson.
5-Pérdida de la expresión facial
Se le llama “aspecto de máscara” a la pérdida o falta de expresión facial. Tener un aspecto serio, enojado o deprimido aun sin estarlo, así como la falta de parpadeo son signos usuales de una etapa temprana de Parkinson, dice la Fundación.
6- Encorvamiento de la espalda
Un cambio en la postura como encorvar la espalda no es tan normal, sobre todo si es algo repentino y muy notorio. Si se observa que al ponerse de pie ocurre un encorvamiento de la espalda, podría ser un síntoma de Parkinson, indica la Fundación.
7- Voz baja
Hablar con un volumen de voz más bajo que el usual o hablar con ronquera puede ser un síntoma temprano de Parkinson. Si hay cambios en la voz, se debe consultar a un médico para saber qué significa, expresa la Fundación.
8- Pérdida del olfato
Si se observa que no se pueden oler determinados alimentos fuertes como los pepinillos, un plátano o la canela, la Fundación de Parkinson recomienda visitar a un especialista cuanto antes, ya que podría ser un síntoma temprano de la enfermedad.

¿Las pesadillas en adultos pueden considerarse como un trastorno?

La Clínica Mayo resalta que las pesadillas solo se consideran un trastorno si el afectado presenta:

  • Ocurrencias frecuentes
  • Aflicción o discapacidad importante durante el día, como miedo persistente o ansiedad o preocupación a la hora de dormir por tener otra pesadilla
  • Problemas de memoria o de concentración o no poder dejar de pensar en las imágenes de los sueños
  • Fatiga, somnolencia diurna o baja energía
  • Problemas para desenvolverse en la escuela, el trabajo o en situaciones sociales
  • Problemas de comportamiento relacionados con la hora de acostarse o el temor a la oscuridad

La investigación sobre pesadillas en adultos encontró casos incidentes de Parkinson en 70 de las 2770 personas de 67 años o más que fueron analizadas.

“Un mayor índice de despertar se relacionó de forma independiente con un menor riesgo de desarrollar Parkinson. Las anomalías macro y microestructurales del sueño preceden al desarrollo de la enfermedad de Parkinson en varios años y pueden identificar a los individuos con alto riesgo de desarrollar este padecimiento en el futuro”, concluyeron los expertos en su estudio sobre las pesadillas en adultos.