¿Beberías tu propia orina para sentirte mejor? La orinoterapia es una parte de la medicina tradicional que se basa en la práctica del estilo de vida saludable y la utilización de la propia orina para mejorar el estado de salud.

El tratamiento con la propia orina es una práctica popular en algunas naciones, donde las personas confían en el procedimiento para su envejecimiento y bienestar. ¿Es seguro tomar orina? ¿Existen beneficios de hacerlo?

Orinoterapia: ¿Tomarías tus desechos orgánicos?

La orinoterapia no es algo nuevo. En 1945, John Armstrong, un naturópata británico publicó un libro llamado “El agua de la vida: un tratado sobre la terapia de la vida” En donde indica que la orina puede curar todas las enfermedades importantes.

Armstrong explica que la teoría de la orinoterapia es parecida a la práctica natural del compostaje orgánico, pues las hojas caídas, cuando se vuelven a excavar en el suelo, proporcionan sales minerales importantes que ayudan a nutrir la nueva vida vegetal. En sus palabras, esto aplica también para el cuerpo humano.

El naturópata indica también que se trata de un sistema de curación totalmente libre de medicamentos. ¿Su único ingrediente necesario? una sustancia fabricada en el propio organismo, que es rica en sales minerales, hormonas y otras sustancias vitales: la orina.

De acuerdo con el Hospital Winchester, de Massachussets, Estados Unidos, probablemente sea inofensivo tomar pequeñas cantidades de orina, sin embargo, se deberá tener cuidado o evitarse a toda costa si se toman medicamentos o estás expuesto a toxinas.

“Cuando la persona se enfrenta a una deshidratación potencialmente letal, tomar orina puede tener sentido, ya que es probable que los beneficios temporales superen los riesgos”, indica esta institución.

Este hospital señala que, aunque ninguna evidencia médica respalda que la orina sea un tratamiento eficaz para enfermedades, las investigaciones científicas han probado que algunos componentes de la orina tienen propiedades medicinales.

La urea, que es el componente principal de la orina junto con el agua, es una de ellas y posee características antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

Aunque probablemente tomar tu orina sea un recurso en momentos de supervivencia donde no puedas acceder a líquidos como el agua simple, no es tan recomendable beberla, ya que el cuerpo humano tiene bacterias, toxinas y medicamentos (cuando se toman fármacos).

Incluso el Manual de Campo del ejército de Estados Unidos recomienda a los soldados no beber su propia orina.