La venta de comida en escuelas es un factor que sigue contribuyendo a la obesidad y el sobrepeso infantil debido a la cantidad de productos ultraprocesados disponibles. Sin embargo, en palabras del director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, a la Secretaría de Educación Pública (SEP) no le interesa lo que coman los pequeños.

Respondiendo a una pregunta planteada por SuMédico.com sobre la venta de comida en escuelas, Calvillo resaltó que se le pidió a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que reiterara su recomendación de 2019 donde se le pedía a la SEP el cumplimiento de los lineamientos de alimentos y bebidas en los colegios infantiles que prohíben este tipo de productos.

Sin embargo, años después, sigue sin haber un avance en el tema.

Venta de comida en las escuelas: ¿Qué tanto te preocupas por la alimentación de los hijos?

Durante el lanzamiento de la campaña “Cuida tu salud, cuida el planeta”, la Alianza por Salud Alimentaria mencionó que en nuestro país, el consumo de bebidas azucaradas y productos ultra procesados es excesivo y ha sustituido el consumo de alimentos tradicionales.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la venta de ultra procesados y bebidas azucaradas en México es la más alta en toda América Latina, con una venta de 214 kg de productos y bebidas per cápita.

Esto es casi el doble del promedio de la región y el alto consumo de productos ultra procesados, ha sido vinculado con un incremento de 23-51% en el riesgo de obesidad

Muchos de estos productos son vendidos en las escuelas, pero aunque se tienen lineamientos al respecto, no se han tomado acciones para corregir esto.

“Hay lineamientos desde 2010. Tenemos 12 años y no se cumplen. En 2014 estos lineamientos fueron modificados para ser obligatorios y que existiera una sanción en caso de no cumplirse, pero más de 95% de las escuelas no cumplen... tampoco se les ha puesto sanción”, dijo Calvillo para SuMédico.

Calvillo indica que hay un desinterés por parte de la SEP y no por parte de la autoridad de salud.

Estamos presionando y ya existe una iniciativa de ley presentada en el senado, pero seguimos trabajando para impulsar a nivel de ley


De acuerdo con los ponentes, entre los que se encontraban Calvillo, el director ejecutivo de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani, y la directora de Vía Orgánica, Mercedes López, los productos ultra procesados no solo incrementan el riesgo de padecer enfermedades, sino también de muerte.

La mortalidad por todas las causas es 25-28% mayor para aquellos que consumieron la mayor cantidad de productos ultra procesados en comparación con las personas que tuvieron un menor consumo.

“El problema de los ultra procesados no solo incumbe a las personas, sino que tiene que ver con gobiernos y políticas. Un ejemplo es que podemos dejar de comprar agua embotellada en supermercados y llevar nuestros envases para adquirir agua potable”, mencionó López.

Por su parte, Ampugnani advirtió que los envases de productos ultra procesados no solo afectan a las personas, sino que también impactarán en los océanos.

“Para 2050 puede haber más plásticos que peces en océanos”, concluyó el director de GreenPeace México.