Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

La hidratación podría reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca

Mantenerse bien hidratado podría estar relacionado con un menor riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.

FERNANDO GUEVARAAbr 03, 2022 
Tiempo de lectura: 3 mins.
(Foto: Freepik)

Lo + leído

Todos necesitamos tomar agua todos los días, mantenerse hidratado es clave para la salud y además ayuda a reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, todas las personas deben beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día. Sin embargo, estas recomendaciones varían dependiendo la edad, sexo, dieta y el tipo de actividad física de cada persona.

Para saber más de...Enfermedades del corazón: estas son las más comunes

¿Qué son las ECV?
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) ocurren en el sistema circulatorio, afectan las estructuras del corazón y le provocan daños. Son la principal causa de muerte en el mundo: 17 millones de personas al año. Son causadas por sedentarismo, abuso de sustancias nocivas, la diabetes y la obesidad.
(Foto: http://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, CC BY-SA 4.0)
Infarto al corazón (miocardio)
Se produce cuando ocurre un bloqueo de la sangre que va al corazón, órganos y tejidos debido a la acumulación excesiva de grasa y colesterol que tapan las arterias. Un infarto crea presión y dolor en el pecho y los brazos, náuseas o indigestión, fatiga y mareos.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Types of Stroke, CC BY-SA 4.0)
Derrames cerebrales
Ocurre cuando el suministro de sangre que llega al cerebro se detiene, se detiene el oxígeno y las células mueren. Sus síntomas son: dificultad para hablar, parálisis y problemas de movilidad; se deben atender rápido para evitar daños cerebrales y discapacidades permanentes.
Hipertensión
Cuanta más sangre bombea el corazón y mientras más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial. No hay síntomas específicos, pero un chequeo de rutina la puede detectar. Puede causar: infartos, derrames cerebrales, insuficiencias cardíacas y demencia.
Angina de pecho
Es un dolor y presión fuerte en el pecho que ocurre cuando se reduce el flujo sanguíneo al corazón por el exceso de grasa en las arterias. Esto es normal cuando se presenta al realizar un esfuerzo físico pero se vuelve preocupante cuando ocurre en reposo y dura varios minutos; de ser el caso, puede indicar el inicio de un ataque cardiaco.
Arritmia
Es un problema del ritmo cardíaco en el que el corazón puede latir muy rápido (taquicardia) o bradicardia (muy lento). Sus síntomas son: falta de aire, mareos, desmayos y dolor en el pecho. De no ser atendida con rapidez puede provocar un paro respiratorio o cardíaco y la muerte.
Insuficiencia cardíaca
El corazón es incapaz de bombear la cantidad necesaria de sangre para el correcto funcionamiento del cuerpo. Sus síntomas son: cansancio repentino, sensación de ahogo durante el reposo, tos seca y persistente y desmayos. La IC es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años.

La hidratación podría reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca

Una investigación ha descubierto que mantenerse bien hidratado podría estar relacionado con un menor riesgo de padecer insuficiencia cardíaca, de acuerdo a los investigadores del Instituto Nacional de Salud del Reino Unido.

La investigación asegura que mantenerse hidratado y beber suficiente agua es una manera de apoyar a la salud cardiovascular, reduciendo “los riesgos a largo plazo de enfermedades del corazón”.

(Foto: Freepik)

El sodio sérico es clave para prevenir la insuficiencia cardíaca

En el pasado, los investigadores habían llevado a cabo una investigación preclínica que sugirió conexiones entre la deshidratación y la fibrosis cardiaca. Por ello, decidieron buscar asociaciones similares en otros estudios realizados a un mayor número de población.

Así, los expertos analizaron datos de más de 15 mil adultos, de 45 a 66 años de edad, que compartieron información de visitas médicas durante un período de 25 años.

Una vez analizados estos pacientes, los científicos decidieron centrarse en aquellos cuyos niveles de hidratación estaban dentro de un rango normal y que no tenían diabetes, obesidad o insuficiencia cardiaca al comienzo del estudio.

El análisis final se llevó a cabo con 11 mil 814 adultos. De todos ellos, mil 366, un 11.56 por ciento desarrollaron insuficiencia cardiaca.

Con el objetivo de evaluar los posibles vínculos de la insuficiencia cardíaca con la hidratación, el equipo evaluó el estado de hidratación de los participantes mediante varias medidas clínicas.

Los niveles de sodio sérico, que aumentaba a medida que disminuyen los niveles de fluidos del cuerpo, fue bastante útil para identificar a los participantes con un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca.

De acuerdo a estos datos, los expertos concluyen que identificar a los pacientes con menor nivel de sodio sérico puede ser interesante, ya que puede favorecer y contribuir a encontrar a aquellos pacientes que necesitan aumentar su hidratación y, por consiguiente, prevenir la insuficiencia cardiaca.

Sigue leyendo: Trasplantan con éxito corazón de cerdo a persona

(Con información de: Mundo Deportivo y Gaceta Médica)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda