¿Has ido con tu médico porque te preocupa tu salud y cuando estás frente a ella te descarta tu preocupación o no te hace caso? Puedes estar frente a un caso de gaslighting médico, una situación en la que el especialista hace que cuestiones tus percepciones de la realidad y tu cordura.

Un dolor de cabeza puede ser solo eso o indicar problemas de salud más severos, pero si vas con tu doctor y te dice que no te preocupes por un posible derrame cerebral y que se te quita con un masaje anti estrés, por ejemplo, busca una segunda opinión de alguien más empático.

Gaslighting médico: “Ay, nada más le salió un lunar, no se preocupe”

El Newport Institute, de Estados Unidos, define el gaslighting como una forma de manipulación psicológica en la que el afectador intenta sembrar dudas y confusión en la mente de la víctima.

Generalmente, los gaslighters tienen la idea de obtener poder y control sobre el otro, distorsionando su realidad y obligándolos a que cuestionen su propia intuición y juicio.

El Instituto Katz para la salud de la Mujer indica que un caso de gaslighting médico puede ser cuando la persona va por atención con síntomas de una enfermedad cardíaca y le dicen que nada más es ansiedad o un trastorno autoinmune causado por la depresión.

“Parte del gaslighting médico es realizado de manera consciente, pero mucho de él también de manera inconsciente. Es probable que una enfermera no le diga a propósito al paciente que su dolor en el pecho está en su cabeza, pero puede notar ansiedad y suponer eso”, dice la doctora Jennifer Mieres.

5 señales de gaslighting según el Newport Institute

  1. Mentir o negar algo y no admitir la mentira incluso cuando lleves pruebas
  2. Decirte que estás exagerando los síntomas cuando los llamas
  3. Insistir en que un evento o comportamiento que sentiste o viste nunca pasó
  4. Cambiar de tema o negarse a escuchar cuando se le confronta por comportamiento engañoso
  5. Hacer que te separes de amigos y familiares que sean capaces de reconocer señales de gaslighting

¿Cómo se puede adaptar el gaslighting a la medicina?

Estos 5 indicadores de gaslighting pueden ser adaptadas a un entorno médico. Para reconocer si sufres gaslighting médico, presta atención a las siguientes señales:

  1. El médico te interrumpe continuamente, no te permite elaborar y no parece estar comprometido con escucharte.
  2. El doctor minimiza tus síntomas y, por ejemplo, cuestiona tu dolor.
  3. Se niega a hablar sobre tus síntomas.
  4. El especialista no solicita imágenes o análisis de laboratorio fundamentales para descartar o confirmar el diagnóstico de algún padecimiento.
  5. Sientes que el doctor está siendo menospreciador, grosero o condescendiente
  6. Tus síntomas son atribuidos a una enfermedad mental, pero no te dan una remisión de salud mental ni te realizan pruebas para la detección de dicho padecimiento.

(Con información de New York Times)