¿Puedes cuidar tu piel con aspirina? En la red social TikTok llegó a circular un video sobre los beneficios de la aspirina para la piel y mucha gente se preguntó si esto era cierto.

Es conocido que la aspirina se receta en casos de problemas cardiacos, pero… ¿puede ayudar a tu piel?

¿Hay beneficios de la aspirina para la piel?

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la aspirina prescrita se utiliza para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide, osteoartritis, lupus eritematoso sistémico y ciertos otros trastornos reumatológicos.

Cuando no es prescrita, la aspirina se utiliza para bajar la fiebre y aliviar el dolor leve a moderado ocasionado por:

  • dolor de cabeza
  • períodos menstruales
  • artritis
  • dolor en los dientes
  • dolores musculares
  • prevenir ataques cardíacos en personas que tuvieron un evento en el pasado
  • gente con anginas
  • reducir el riesgo de muerte en personas que tuvieron o han tenido un ataque cardíaco reciente
  • prevenir accidentes cerebrovasculares isquémicos
  • prevenir miniaccidentes cerebrovasculares

¿De dónde sale entonces que hay beneficios de la aspirina para la piel?

Mayo Clinic no menciona el cuidado de la piel entre los beneficios de la aspirina y la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos tampoco. ¿Es mito o realidad?

La dermatóloga certificada por la Junta de Miami de Riverchase Dermatology, Annie González, apunta para el portal Health que la aspirina tiene ácido acetilsalicílico, que es un derivado sintético del ácido salicílico que funciona como una medicina tópica popular para el acné.

Sin embargo, esto no significa que deba usarse en la cara. El dermatólogo certificado por la junta de la Universidad Thomas Jefferson, Nazanin Saedi, advierte que aunque el ácido acetilsalicílico tiene esa propiedad de reducir la inflamación, no debe ser utilizada en la cara… por lo menos no diario como se muestra en el video.

"Puede ser irritante y causar enrojecimiento y descamación si es demasiado potente. Además, las mascarillas irritan la piel y la hacen más sensible, por lo que les advierto a las personas que no se laven demasiado ni que usen productos agresivos. El ácido acetilsalicílico es demasiado duro para la piel”, apunta Saedi para el mismo portal.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que pienses en ponerte una mascarilla y te topes con una caja de aspirinas, mejor déjala donde está y acude con tu dermatólogo de confianza para que vea la situación y haga el diagnóstico pertinente.