El dolor de estómago es un síntoma muy común que usualmente no nos preocupa, pues suele aliviarse en poco tiempo sin causar mayor problema, pero ¿cómo saber que el dolor de estómago es por una úlcera? Te lo decimos.  

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el dolor de estómago puede ocurrir por varias razones, como gases, intolerancia alimentaria, una infección o estreñimiento.

Otra de las razones son las úlceras que se manifiestan con un tipo de dolor muy específico que, además, se acompaña de otros síntomas. Esto es todo lo que tienes que saber al respecto.

¿Cómo saber que tu dolor de estómago es por una úlcera?

El doctor Rafael Restrepo, especialista en cirugía general y digestiva, señala que una úlcera gástrica es una lesión en la pared de la mucosa del estómago y/o del duodeno.

(Foto: Pexels) 

Según explica a Infosalus, en su mayoría aparecen por infección por el Helicobacter Pylori o por el uso de antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y el naproxeno sódico. Otras causas son las enfermedades preexistentes, como la enfermedad de Crohn y los síndromes genéticos.

¿Cómo saber que el dolor de estómago es por una úlcera? De acuerdo con el experto, se trata de un dolor abdominal que se ubica debajo de las costillas, tanto del lado izquierdo como el derecho.

Las úlceras estomacales se conocen como úlcera péptica y pueden clasificarse en dos tipos: úlceras gástricas, que se producen en el interior del estómago y úlceras duodenales, que se producen en el interior de la parte superior del intestino delgado.

El dolor por una úlcera péptica aparece entre 2 y 5 horas posterior a la ingesta y se caracteriza por lo siguiente:

  • Es un dolor ardiente 
  • Se acompaña de sensación de plenitud, hinchazón y eructos
  • Hay intolerancia a los alimentos grasos 
  • Se presente acidez estomacal y náuseas 

Mayo Clinic subraya que la acidez estomacal empeora el dolor, al igual que tener el estómago vacío. Agregan que, el dolor puede ser peor entre las comidas y por la noche. 

(Foto: Pexels) 

Cabe recordar que las úlceras pépticas se presentan cuando el ácido del aparato digestivo corroe la superficie interior del estómago y del intestino delgado, lo que crea una llaga abierta que duele y puede sangrar.

Infosalus hace hincapié en que las úlceras son más frecuentes en los pacientes fumadores, con mala adherencia al tratamiento o con enfermedades asociadas que afecten la cicatrización.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El doctor Restrepo señala que se debe hacer una prueba para diagnóstico de Helicobacter Pylori, así como una gastroscopia que permita visualizar el aspecto de la úlcera.

En cuanto al tratamiento, el objetivo es erradicar la H. Pylori y conseguir que el paciente tenga adherencia al tratamiento contra el ácido, como con Omeprazol o Lanzoprazol.

También es necesario hacer una gastroscopia para confirmar la desaparición de la úlcera con el tratamiento pautado y si no se consigue una mejoría, el especialista puede considerar una posible intervención quirúrgica.

¿Qué pasa si no se tratan las úlceras?

Las principales complicaciones de las úlceras estomacales incluyen el sangrado y la perforación. El sangrado puede ocurrir como una pérdida de sangre lenta que conduce a la anemia o como una pérdida de sangre severa que puede requerir hospitalización o una transfusión de sangre.

La pérdida severa de sangre puede causar vómitos negros o con sangre o heces negras o con sangre, alerta Mayo Clinic.

(Foto: Pixabay) 

Las úlceras pépticas también pueden perforar la pared del estómago o el intestino delgado, y provocar una infección grave de la cavidad abdominal llamada peritonitis.

“El sangrado se puede solucionar mediante tratamiento endoscópico. En la perforación habitualmente se requiere una intervención quirúrgica que generalmente se realiza mediante una técnica mínimamente invasiva (laparoscopia)", concluye el doctor Restrepo.

(Con información de Infosalus, Mayo Clinic) 

Para aprender más de...Los alimentos que debes evitar si sufres de gastritis

¿Qué es la gastritis?
La gastritis es una enfermedad que inflama el revestimiento del estómago, esta condición puede durar un par de meses (gastritis aguda) o permanecer durante varios meses o años, (gastritis crónica).
Tratamiento de la gastritis
Las recomendaciones generales para tratar esta afección requieren de dietas especiales que le permita al estómago generar una menor producción de ácido clorhídrico, el cual se ve incrementado por el consumo de algunos alimentos.
Los alimentos que no debes consumir:
Existe una lista sobre alimentos que deberían no consumirse al sufrir esta afección, entre estos se destacan los lácteos o los irritantes
Lácteos:
Estos se deben evitar principalmente por su alto contenido en grasas las cuales dificultan la digestión y su alta capacidad de fermentación, cualidades que aumentan la inflamación estomacal.
Fibra:
Los alimentos ricos en fibra, o la fibra soluble debe eliminarse ya que su consumo retrasa el vaciamiento gástrico.
Bebidas alcohólicas:
Se debe eliminar su consumo por completo ya que suelen ser muy ácidas para el estómago y durante su tratamiento se busca reducir los niveles de acidez de este órgano.
Bebidas gaseosas:
Estas contienen ácido carbónico el cual aumenta la acidez del estómago de la misma forma que las bebidas alcohólicas, irritando a la mucosa gástrica.