La sabiduría materna nos dijo que para saber si algo se echó a perder basta con olerlo y quizá hasta meter el dedo a la comida y chuparse el dedo. Si tiene moho, solo hay que cortarle el cacho malo y listo. 

Pero la verdad es que es un consejo que es mejor no seguir al pie de la letra, dado que esas no son las únicas ni las mejores formas de realmente saber cuando algo está pasado.

Comer alimentos echados a perder puede ser verdaderamente peligroso debido a que en la descomposición de éstos, proliferan distintos microorganismos que pueden causar enfermedades gastrointestinales de seriedad. 

Tips para saber cuándo la comida en tu refrigerador ya se echó a perder

A continuación te damos algunos trucos para saber cuando algunos de los alimentos más comunes en el refrigerador ya no deben comerse. 

(Foto: Especial)

  • Como primera prueba, está bien usar el olfato 

Está bien usar el olfato para checar de primera instancia si un alimento sigue bueno, sin embargo, esto no es a prueba de fuego, ya que algunas bacterias no provocan un mal olor y entonces se vuelve imposible saber si ya se echaron a perder. 

  • Mayonesa

Cualquier ensalada o platillo que haya sido preparado con mayonesa debe ser tirado a la basura si pasaron más de 8 horas en una temperatura ambiente mayor a 10 grados centígrados. Y si el alimento quedó fuera en un ambiente caliente, es mejor tirarlo después de dos horas. 

  • Mantequilla

El calor, la luz y el aire puede poner a la mantequilla rancia, lo que le dará un sabor medio amargo y un olor desagradable. La mantequilla fresca puede durar dos semanas de forma segura en el refrigerador y hasta 9 meses congelada si está bien envuelta en plástico. 

  • Leche

Las bacterias tienden a crecer con mucha facilidad en la leche, así que debes tirarla si huele mal o se quedó fuera del refrigerador varias horas. Si lleva en el refrigerador dos semanas o más, checa la fecha de caducidad. 

  • Queso

Los quesos duros como el cheddar pueden durar suficiente tiempo, solo debes tirarlos cuando se les haya hecho moho. Si son medianamente firmes como el queso mozarella, puede durar por meses; el queso crema puede durar hasta 3 semanas y los quesos suaves como el cottage solo duran 10 días.

(Foto: Especial)

  • Carne cocinada

Las carnes cocinadas como el pollo, el cerdo o la res pueden durar en el refri hasta 5 días máximo. El jamón puede durar hasta dos semanas. 

  • Carne cruda

La carne cruda de res o cerdo puede durar sin problemas de 3 a 5 días en el refrigerador. El pollo crudo solo dura dos días y en el congelador solo dura un día más. 

  • Carne picada fresca

Es normal que con el paso de las horas, la carne picada se ponga un poco café y eso no significa que esté mala. Sin embargo, es una carne delicada que solo te va a durar bien por uno o dos días en el refrigerador

  • Huevos

Estos pueden durar de 3 a 5 semanas sin cocinarse y en su cáscara en el refrigerador. Los alimentos hechos con huevo como los pays o quiches pueden durar de 3 a 5 días en el refrigerador y hasta un mes en el congelador. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de WebMD)