Las aftas bucales o úlceras aftosas, son pequeñas lesiones que afectan los tejidos blandos de la boca o las encías. Aunque no son peligrosas, sí causan muchas molestias, especialmente al hablar o comer, por ello, te decimos 5 remedios comprobados para aliviarlas. 

MedlinePlus señala que las aftas se reconocen porque son pequeñas llagas redondas en la boca de color blanco, con un borde rojizo. Son dolorosas y pueden aparecer por distintas causas.  

(Foto: pinterest) 

Entre las principales razones de que salgan aftas bucales, destaca la infección viral, el estrés, las alergias a alimentos, falta de vitaminas y minerales, cambios hormonales y el periodo menstrual. 

¿Cómo aliviar las aftas bucales

En la mayoría de los casos, la llaga desaparece por si sola sin causar complicaciones, aunque expertos de Mayo Clinic recomiendan algunos cuidados en casa para disminuir la molestia:   

  • Mantén la buena higiene bucal 

Es importante que procures cepillar tus dientes después de cada comida y que complementes la limpieza con el uso de hilo dental para eliminar cualquier resto de comida que pudiera formar más llagas. 

De preferencia usa un cepillo suave para no irritar los tejidos y tener más dolor. No uses enjuagues bucales demasiado fuertes o con lauril sulfato de sodio. 

  • Cuida lo que comes 

Hay alimentos que irritan tu boca así que es importantes que los evites mientras tienes aftas bucales.

Los menos recomendados son las papas fritas, nueces, especias, comidas saladas, frutas ácidas, picante y limón, ya que favorecen el dolor y las molestias. 

(Foto: freepik) 

Ten cuidado con alimentos como chocolate, café, fresas, huevo, frutos secos y algunos quesos, pues algunas personas tienen sensibilidad a estos. 

  • Controla el estrés

Una de las causas de las aftas bucales es el estrés, así que es ideal que trabajes en técnicas como la meditación o la visualización guiada.

Si lo prefieres, puedes empezar a hacer un deporte o inscribirte a algún curso, de manera que puedas distraer tu mente de los pendientes o situaciones estresantes en casa o el trabajo. 

  • Si usas brackets, protege tu boca 

Los aparatos de ortodoncia y otros dispositivos dentales pueden irritar mucho la mucosa en la boca y favorecer las aftas, así que pregunta a tu dentista por las opciones para cubrir los bordes afilados, como las ceras para ortodoncia.

  • Evita deficiencias nutricionales 

La falta de vitaminas es otra posible causa de aftas bucales, así que, para ayudar a evitar las deficiencias nutricionales, te recomendamos aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y proteínas saludables. 

(Foto: freepik) 

¿Cuándo acudir con el médico?

La mayoría de las aftas bucales no representan un peligro y desaparecen por si solas, además de que no son contagiosas. Sin embargo, hay casos en que lo mejor será consultar al médico, especialmente si:

  1. Las aftas son muy grandes 
  2. Tienes aftas de manera recurrente
  3. Las aftas duran más de dos semanas
  4. Las llagas se extienden hacia los labios 
  5. Tienes mucho dolor que no se quita con los remedios caseros 
  6. No puedes comer ni beber por las molestias 
  7. Presentas fiebre alta

(Foto: freepik)

Debido a que las aftas también pueden presentarse por determinados trastornos y enfermedades, como la celiaquía, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o incluso VIH, lo mejor es acudir con el experto si causan molestias graves o los brotes son recurrentes.

(Con información de Mayo Clinic, MedlinePlus) 

Trivia