La mayoría de las personas saben que dormir es importante, pero para algunas el intentar hacerlo se vuelve toda una odisea, por lo que hoy te mostraremos 5 métodos que te ayudarán a hacerlo rápidamente.

La National Sleep Foundation señala que los adultos de entre 18 y 64 años deben dormir entre 7 y 9 horas, mientras que los mayores de 65 deben hacerlo entre 7 y 8, ¿tú cuánto duermes?

Para aprender más de...¿No puedes dormir? 8 consejos para quitar el insomnio rápido

¿Qué es el insomnio?
Forma parte de los trastornos del sueño y en este caso la persona presenta dificultad para conciliar el sueño o mantenerlo. El insomnio es provocado por el estrés, la depresión, la ansiedad o enfermedades crónicas. Te damos consejos para quitarlo.
1- Evitar ver el reloj:
Mientras tratas de quedarte dormido, lo peor que puedes hacer es mirar el reloj porque ver el tiempo perdido te provoca estrés y dificulta la tarea de relajarse y volverse a dormir.
2- Aléjate de las pantallas:
La luz azul en las pantallas de los dispositivos electrónicos hacen que el cerebro se mantenga despierto. No veas las pantallas al menos una hora antes de dormir.
3- Cámbiate de cuarto:
Si llevas despierto más de 20 minutos, lo mejor que puedes hacer es, sin prender ninguna luz, cambiarte de cuarto y elige una actividad relajante como leer un libro o meditar.
4- No es hora de trabajar
Muchas personas prefieren hacer algo productivo cuando no pueden dormir y es contraproducente pues el cerebro recibe una señal de recompensa por haber logrado algo y querrá hacerlo de nuevo.
5- Cuenta del 100 al 1
La preocupación excesiva y el estrés pueden provocar tu insomnio. Para relajar tu mente y mantenerla centrada en el presente prueba contar del 100 al 1 para relajarte y quedarte dormido.
6- Relaja tus músculos:
La relajación muscular promueve el sueño, puedes usar esta técnica: empieza por flexionar los dedos de los pies por 5 segundos y luego relájalos, sigue así con tus piernas, la espalda, los glúteos, la panza, los brazos, el pecho y la cara.
7- Relájate antes de dormir:
Realiza actividades relajantes antes de dormir, ya sea leer, hacer yoga, meditar, escuchar música relajante o un podcast. Cuando te vas a la cama con la mente relajada es más fácil conciliar el sueño.
8- Regula tus horas de sueño:
Por más sueño que tengas durante el día, no tomes una siesta. Apégate a un horario para dormir y despertar a la misma hora todos los días, eso entrenará a tu cerebro a distinguir las horas de sueño y las de vigilia.

5 métodos que te ayudarán a dormir rápidamente

No hay peor sensación que intentar dormir y no poder hacerlo, dar vueltas en la cama, voltear de un lado a otro sin tener éxito para conciliar el sueño, es por eso que te mostramos estos 5 métodos que te ayudarán a hacerlo rápidamente:

1. Relajación muscular progresiva

La relajación muscular progresiva o profunda es lo que complementa la respiración. Para esto trataremos de liberar la tensión de los músculos, aunque primero hay que tensarlos un poco.

La técnica consiste en colocarnos en una posición cómoda, ya sea acostados o sentados, apretamos o tensamos los músculos de la cara de 5 a 10 segundos. Luego nos relajamos de entre 20 a 30 segundos. Para después repetir con los mismos músculos dos veces.

Por último pasa por otros grupos musculares siguiendo las mismas indicaciones en el cuello, hombros, espalda y brazos.

2. Método militar

Su nombre se debe a que esta rutina fue hecha para ayudar a los pilotos de la armada de Estados Unidos a dormir de una forma rápida, incluso en ambientes de mucho ruido.

Para llevar a cabo esta técnica comienza por relajar los músculos de la cara, después pasa a los hombros y brazos, dejando caer las manos suavemente a los lados del cuerpo. Respira profundo y exhala, relaja el torso. Prosigue con las piernas y los pies. Ahora imagina una escena relajante y repite en tu mente: no pienso, no pienso…

(Foto: Pixabay)

3. Acupresión

La acupresión brinda beneficios en relación con la liberación de tensión acumulada, favoreciendo la relajación. También ayuda a mejorar la circulación de la sangre.

Para realizar esta técnica localiza el punto extendiendo tu mano frente a ti, con la palma hacia el techo, coloca el pulgar de tu otra mano sobre el punto y presiónalo. Masajea suavemente en movimientos circulares lentos, mientras aplicas una presión moderada.

4. Ejercicios de visualización

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Oxford, las personas que visualizan imágenes para distraer la mente al acostarse se duermen más rápido en comparación con los que no utilizan esta técnica.

Para poder dormir un factor importante que debemos considerar es la mente. Si el cerebro está demasiado activo, pensando en problemas, no podremos descansar.

A la hora de dormir es importante tratar de concentrarnos, visualizando imágenes relajantes y tranquilizadoras.

(Foto: Freepik)

5. Técnicas de respiración

Esta técnica consiste en inhalar, contener y exhalar, lo primero que debes hacer es colocar la punta de la lengua contra el paladar, detrás de los incisivos. Separar los labios ligeramente, frunciéndolos un poco, como para salivar. Inhalar silenciosamente por la nariz, contando hasta cuatro de forma mental, después contener la respiración durante siete segundos y exhalar haciendo un zumbido, también lentamente, durante ocho segundos.

Una vez que realicemos cuatro ciclos iguales, el cuerpo opta por descansar.

Sigue leyendo: ¿Tristeza? 8 alimentos que te ayudan a combatir la depresión

(Con información de: Mejor con salud y National Sleep Foundation)