Los problemas bucodentales son muy frecuentes en México, sobre todo en la población infantil. De acuerdo con datos de la UNAM, el índice de incidencia de caries infantiles es del 75%. 

El tratamiento de las caries puede resultar costoso y doloroso, además de que es un tratamiento que requiere vigilancia, medidas de precaución y que necesita mantenimiento. 

Ante esta situación, la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM informó que se encuentra trabajando en un nuevo proyecto para tratar las caries que tendría diversas ventajas. 

UNAM crea tratamiento innovador para tratar caries en niños

La jefa de Sección de la Clínica Odontológica Acatlán, Cecila Carlota Barrera Ortega, explicó que el novedoso tratamiento se trata de un mantenedor de espacio biodegradable que evita infecciones y ayuda a la correcta alineación de las nuevas piezas permanentes.

(Foto: Especial)

Detalló que se trata de un polímero sintético comercial llamado policaprolactona cuyas ventajas son que es un material novedoso, estético, funcional, de menor costo y que se puede colocar en una sola cita sin necesidad de pedir su fabricación a laboratorios externos. 

El tratamiento está dirigido a los niños que perdieron un diente o una muela debido a una caries temprana, por lo que el material funciona como un mantenedor de espacio necesario porque sin esas piezas, cuando vengan los dientes permanentes se puede presentar una incorrecta alineación de los dientes

La maloclusión o la incorrecta alineación de los dientes es la segunda enfermedad más frecuente en los menores, después de la caries

(Foto: Especial)

¿En qué consiste el nuevo tratamiento?

El material del mantenedor es novedoso porque tiene nanopartículas de diferentes óxidos metálicos que le dan la propiedad de ser antimicrobiano y radiopaco. Es por lo que los andamios o mantenedores están diseñados para colocarse en un medio donde hay abundantes bacterias. 

De tal forma que los polímeros se degradan con el tiempo y al momento de hacerlo liberan nanopartículas antimicrobianas que ayudan a reducir la caries y la placa dentobacteriana. Dichas nanopartículas están hechas de óxido de zinc, magnesio y bismuto. 

Hasta la fecha se utilizan mantenedores de espacio metálicos pero se requieren de dos citas porque son piezas que se mandan a hacer a un laboratorio. En cambio, con el nuevo tratamiento de la Fes Iztacala, el paciente solo requerirá de una cita para su colocación y no tendrá que ser removido, ya que se degrada con el tiempo y evita infecciones. 

La experta de la UNAM sugirió a los padres de familia que acudan a visitas semestrales con sus hijos al dentista o un odontopediatra para evitar enfermedades y si las hay, tratarlas adecuadamente. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de: UNAM)