La buena alimentación en el embarazo es clave para un correcto desarrollo del bebé y para evitar complicaciones en la mamá. Al respecto, un nuevo estudio revela que hay muchos beneficios de comer pistaches en el embarazo, por lo que no deben faltar en esta etapa.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que en el embarazo se debe ser muy cuidadosa con la alimentación, pues si es deficiente, hay riesgo de que el bebé nazca con bajo peso, que tenga más riesgo de enfermedades y hasta de muerte.

Por su parte, si comes en exceso, el aumento de peso en el embarazo es mayor y esto genera complicaciones tanto en el bebé como en la mamá.

Ante ese panorama, hoy te hablaremos de un alimento muy saludable y que puedes incluir en muchas recetas para obtener nutrientes esenciales para tu bebé: los pistaches.

¿Por qué debes comer más pistaches en el embarazo

Un estudio realizado por la Universidad de Cornell en Nueva York encontró que los pistaches contribuyen a controlar los niveles de azúcar durante el embarazo y a prevenir el estrés oxidativo.

(Foto: canva) 

Los resultados mostraron que el poder antioxidante de los pistaches es equiparable a la de otros alimentos comúnmente conocidos por su capacidad antioxidante como los arándanos, las granadas, las cerezas y el betabel.

Estas propiedades de los pistaches podrían incidir en el buen estado nutricional de la gestante y el recién nacido.

Otros estudios muestran que el pistache contiene los 9 aminoácidos esenciales, por lo que es una proteína completa de origen vegetal de gran valor biológico, al igual que los garbanzos o la chía.

En el embarazo, la proteína es un nutriente indispensable, pues contribuye en la formación y el crecimiento del bebé.

Pistaches son aliados contra la diabetes gestacional

Un estudio realizado por Land mark Research en 2020 reveló que hay beneficios de los pistaches en la diabetes mellitus gestacional, que se desarrolla durante el embarazo incluso en mujeres sin antecedentes de diabetes.

Al igual que en otros tipos de diabetes, en la diabetes gestacional se afecta la forma en que el cuerpo utiliza el azúcar en sangre.

Esta alteración de la tolerancia a la glucosa se produce durante el embarazo, cuando el cuerpo es incapaz de regular los niveles normales de glucosa en sangre debido a los cambios hormonales.

Los resultados de las investigaciones demuestran que comer pistaches en el embarazo es muy benéfico, pues resulta un complemento en la dieta para mantener saludables los niveles de azúcar en sangre y, además, dar a la mamá los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé.

Por supuesto, el consumo de pistaches debe supervisarse por el médico y complementarse con una dieta sana en esta etapa, así como la practica regular de ejercicio.  

¿Cómo debo comer en el embarazo

La alimentación sana durante el embarazo es un factor importante para la salud de la madre y el bebé. La nutrición adecuada en esta etapa no solo ayuda a asegurar un parto saludable, sino que también ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades crónicas en el bebé.

Según un estudio realizado por la American Heart Association, una buena alimentación durante el embarazo ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas en los bebés.

Para mantener una alimentación sana durante el embarazo, se recomienda comer alimentos ricos en hierro, calcio, ácidos grasos omega-3 y vitaminas A, C y D. Estos alimentos ayudan al desarrollo del bebé y también a prevenir los problemas de salud que pueden surgir durante el embarazo.

(Foto: canva) 

Las mujeres embarazadas deben limitar los alimentos procesados y evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, azúcares y sal. Esto es especialmente importante si la madre sufre de diabetes gestacional o presión arterial alta.

En lugar de eso, expertos de Mayo Clinic recomiendan comer alimentos como:

  • Frutas y verduras frescas
  • Proteínas magras
  • Granos enteros
  • Lácteos bajos en grasa
  • Legumbres
  • Aceite de oliva

Además, es importante beber al menos 8 vasos de agua al día para ayudar a mantenerse hidratada, lo que previene la deshidratación, una condición común durante el embarazo.

En conclusión, una alimentación sana durante el embarazo es vital para el desarrollo óptimo del feto y para la salud de la madre. 

(Con información de Infosalus, American Heart Association, Mayo Clinic)