El olor a bebé es uno de los aromas más agradables para las personas y cuando hay un bebé cerca todos a su alrededor buscan olfatearlo.

Para las madres esta situación puede ser confusa ya que olfatear al bebé requiere una proximidad física con la que tanto la madre como el hijo pueden sentirse incómodos. 

Sin embargo, el olor a bebé no es un invento de las abuelitas, de hecho tiene un sustento científico que explica por qué resulta un aroma tan agradable para las personas.

Los doctores y expertos consideran que el olor a bebé proviene del vérnix que es la capa espesa, grasa y protectora que se forma en la piel del bebé en el útero. Las hipótesis de por qué gusta tanto ese olor a recién nacido todavía se están teorizando. 

Olor a bebé: por qué gusta tanto y qué hacer si alguien quiere oler a tu bebé

Hay algunas hipótesis que apuntan a que nuestro cerebro está programado para sentirse atraído por este olor para ayudar a encariñarse con el recién nacido.

(Foto: Canva)

La evolución ha puesto en marcha una serie de mecanismos que ayudan a que el apego entre padres y recién nacidos se fortalezca desde el principio, y el olor corporal puede ser uno de estos mecanismos. 

El doctor Johannes Frasnelli es un profesor asociado del Departamento de Anatomía de la Universidad de Quebec en Trois-Rivieres que ha estudiado los efectos del olor a recién nacido.

En un estudio del Dr. Frasnelli, los investigadores siguieron la actividad cerebral de 30 mujeres, la mitad madres primerizas y la otra mitad no, mientras olían los pijamas que llevaban los bebés de dos días. 

Descubrieron que todas las mujeres experimentaban un aumento de dopamina y activación en otras zonas del cerebro relacionadas con la recompensa. Sin embargo, las mujeres que ya eran madres experimentaron un mayor aumento de dopamina. 

(Foto: Canva)

¿Cuánto dura el olor a bebé?

Sin embargo, con el paso del tiempo el vérnix desaparece y ese olor de bebé también, ya que la piel entra en contacto con el mundo exterior y además es lavada. Pero esto no significa que a los padres les deje de gustar el por de sus bebés. 

De hecho, los padres suelen describir los olores corporales de sus hijos prepubertos como deliciosos y eso que en el caso de los niños mayores, el vérnix ya no desempeña ningún papel.

Si llegan visitas a tu hogar y quieren oler a tu bebé pero tú no te sientes cómoda, no te preocupes, no estás obligada a dejar que lo hagan y solo pide con amabilidad que no te sientes agusto con esa acción. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de VeryWell Family)