Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿No dejas de ordenar la casa en tu embarazo? Es el síndrome del nido

La reacción hormonal así como la ansiedad por el parto pueden desatar un aumento de energía que lleve a querer limpiar todo en casa

SUSANA CARRASCOMay 20, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.
El síndrome del nido suele ser más común en madres primerizas. Foto: PEXELS

Lo + leído

Con el embarazo ocurren muchos cambios no solo físicos, también emocionales, que nos llevan a tener un comportamiento un tanto distinto a lo regular. ¿No puedes dejar de ordenar la casa en tu embarazo? Es el síndrome del nido. Te contamos todo al respecto. 

Es probable que, en las últimas semanas de embarazo notes que tienes más ganas de limpiar a profundidad cada rincón de tu hogar y no es que estés perdiendo la razón, todo es gracias a las hormonas.

Las ganas de limpiar, lavar, ordenar, pintar y decorar los espacios de tu hogar, especialmente el cuarto del bebé, pueden ser muy marcados durante el embarazo y aquí te damos la explicación de por qué ocurre. 

Síndrome del nido en el embarazo

El síndrome del nido hace referencia a lo que hacen las aves cuando se preparan para poner los huevos y empollar a sus crías: preparar el nido. 

(Foto: Pixabay) 

Generalmente ocurre en el último trimestre de embarazo, pero también puede darse antes. Es importante tener en cuenta que como ocurre cuando la pancita ya tiene un tamaño considerable, se deben tomar precauciones para no hacer actividades en casa que sean demasiado exigentes. 

No se deben levantar objetos pesados ni subir a techos o escaleras por el riesgo de caídas que representan estas actividades.

El síndrome del nido parece raro pero tiene una explicación fisiológica. La psicóloga Sabina Del Río, experta en ansiedad del embarazo de la clínica Calma psicólogos detalla que mediante este proceso la madre prepara el espacio físico y psicológico que va a ocupar su bebé.

Según la experta, no hay nada de malo y no se debe considerar un trastorno ni nada parecido, se trata de un comportamiento completamente normal.

El origen es una reacción hormonal 

El portal especializado WebConsultas señala que es más común en las mamás primerizas, pero puede afectar a cualquier embarazada que, ante la cercanía del parto, siente ansiedad por tenerlo todo preparado y elige inconscientemente mantenerse ocupada para distraerse de estos temores y preocupaciones.

Hay un aumento de energía y una hiperactividad que se canaliza haciendo todo tipo de tareas en el hogar, con el objetivo de tener todo perfecto para la llegada del bebé. 

(Foto: Pexels) 

El portal Bebés y más destaca que la explicación fisiológica del síndrome del nido podría encontrarse en una reacción hormonal que ocurre en las últimas semanas de embarazo y provoca que la futura mamá sienta esa necesidad de ordenar y limpiar. 

Además, se cree que esta hiperactividad es una reacción normal que prepara al cuerpo para afrontar el esfuerzo físico que se aproxima en el parto.

Consejos para embarazadas con síndrome del nido

Como lo mencionamos, no hay nada de malo en dejarse llevar por el instinto del síndrome del nido, simplemente hay que hacerlo con sentido común y teniendo las suficientes precauciones.

  • No te agobies, es importante tener todo preparado para el bebé, pero tu pequeño solo te necesita a ti, así que procura descansar y cuidarte.
  • Dedica tu energía a las cosas realmente necesarias, como tener lista la habitación del bebé, pero no en limpiar a profundidad la alacena o el resto de las habitaciones.
  • Pide ayuda, no intentes terminar tu sola con todas las tareas domésticas. Tu familia y amigos estarán ahí para apoyarte. 

(Foto: Pixabay) 

  • Incluso si te sientes bien, no te esfuerces en hacer actividades demasiado intensas, alterna las tareas de limpieza con otras cosas relajantes, como una caminata o un masaje en las piernas. 
  • No te subas a sillas o escaleras para alcanzar objetos
  • Ten cuidado con productos de limpieza, pinturas, barnices y pegamentos, ya que contienen sustancias químicas que pueden dañar tu salud y la del bebé. Lee bien las etiquetas y usa un cubrebocas y guantes al manipularlos.  
  • Disfruta la emoción por el síndrome del nido, piensa que es un aspecto más de la maternidad que habla de tu deseo de cuidar y proteger a tu pequeño.  

(Con información de Bebés y más, WebConsultas) 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda