La bronquilitis ha saltado a la luz debido a que muchos niños se han enfermado de gravedad en los últimos días. Diferenciarlo de la influenza es difícil porque se comparten algunos síntomas, pero aquí te decimos cómo saber si tu pequeño tiene este problema de salud.

¿Qué es la bronquiolitis y cómo saber so la tiene mi hijo?

Mayo Clinic define la bronquilitis como una infección pulmonar común en niños pequeños y bebés que provoca congestión e inflamación en las vías respiratorias del pulmón, también llamadas bronquiolos.

Es importante saber las causas del padecimiento. De acuerdo con Mayo Clinic, la bronquilitis se da cuando un virus infecta los bronquiolos, estos se hinchan e inflaman y la mucosidad se acumula en esta zona.

Se trata de un padecimiento común en los meses de invierno y empieza con síntomas parecidos a los del resfriado común, que después cambian debido al lugar de la afección.

La Clínica Mayo señala que durante los primeros días los signos y síntomas de la bronquiolitis pueden incluir:

  • Catarro
  • Congestión nasal
  • Tos
  • Fiebre leve (no siempre)

Más adelante, el pequeño puede presentar sibilancias (silbido al respirar) y dificultad para respirar. Una gran cantidad de bebés también presentan otitis media, que es una infección del oído.

La mayoría de los pequeños con bronquilitis mejoran con cuidados en casa, pero lo mejor es ir con un médico, pues un pequeño porcentaje de niños necesita hospitalización.

Se recomienda acudir al médico si el pequeño presenta:

  • Sonidos de sibilancias que se pueden escuchar
  • Respiración muy veloz (como de más de 60 respiraciones por minuto)
  • Respiración con dificultades: las costillas parecen succionar hacia adentro cuando el recién nacido inhala
  • Aspecto letárgico
  • Negarse a tomar suficiente agua, o respirar demasiado rápido al comer o tomar cosas
  • La piel se torna azul, en especial los labios y las uñas