Pablo siempre tuvo la idea de tener solo dos hijos y lo platicó con su pareja que ahora es su esposa. Decidió hacerse la vasectomía, un procedimiento quirúrgico en el que se corta el flujo de espermatozoides y señala que no se arrepiente.

La familia de su esposa siempre lo apoyó, pero un lado que llegó a mostrar más desacuerdo fue su propio entorno.

“Nuestro plan familiar siempre fue tener dos hijos, pero también se contempló un tema de edad. Yo tengo 38 años, mi esposa 39, y por tema de energía para dedicarle a los pequeños cuando se tiene una mayor edad está complicado. Yo ya cumplí mi propósito de familia, tengo una planeación y por eso decidí hacerme el procedimiento”, explica Pablo para Sumedico.com.

La información que tuvo también influyó, pues indica que conociendo el tipo de procedimiento que se le iba a aplicar, sabía que era menos invasivo que el realizado en mujeres.

“El de nosotros es ambulatorio y en el de ellas pueden existir más complicaciones. Nuestra recuperación es mucho más rápida y también por eso fue una decisión que tomé desde hace años”, agrega.

Su punto de vista es personal, pero siguen existiendo una gran cantidad de mitos en torno a la vasectomía, un procedimiento estigmatizado, mitificado y, en ocasiones, temido por la población.

“En manos expertas, la persona llega caminando y se va el mismo día”

El 18 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Vasectomía, una fecha dedicada a la promoción de acciones y la oferta de este tipo de método anticonceptivo y de planificación de las familias.

Su propósito es concientizar a la población del mundo sobre la existencia de la vasectomía como una alternativa para los varones que ya no quieren tener más hijos.

El doctor y jefe de Servicio de Urología del Hospital Juárez de México, Omar Hernández León, señala que dentro de los métodos de planificación familiar existentes para los varones se encuentra la vasectomía, un proceso definitivo, seguro y sencillo, que en manos expertas tiene una recuperación veloz.

“Se puede hacer con anestesia local, pero sí es importante recalcarle a la pareja que es un procedimiento final, no algo transitorio”, advierte el especialista.

Algo que se debe considerar antes de hacerse la vasectomía es que no pueden existir dudas, pues el doctor Hernández León señala que ése es un factor excluyente para realizar el procedimiento.

“Si ves a una pareja contemplando la posibilidad de una vasectomía, pero tienen dudas, les ofreces otras alternativas como asistir al ginecólogo, que se pongan un implante o que utilicen condón. La vasectomía no debe ser considerado como un método reversible”, resalta.

Sin embargo, sí llegan a existir circunstancias especiales en las que se puede intentar un procedimiento para revertirla aunque no se garantiza el 100% de éxito. Serían situaciones como cuando se tiene una nueva pareja o se presenta una desgracia familiar, el varón ya había recibido el procedimiento y quiere rehacer su vida.

“Es un tema un poco complejo porque tenemos que unir los cortes que hicimos en los conductos. Este proceso se hace con microscopio y lupas especiales porque son tubos muy delgados, pero es difícil tener una garantía del 100% en cuanto a su reversión total”, destaca.

Otro factor a tomar en cuenta antes de realizar la vasectomía es que el paciente no tenga coagulopatías o diabetes descontrolada, además de los estudios preoperatorios básicos indicados por el médico que llevará a cabo la cirugía.

“¿Por qué es esto? Porque es un procedimiento que podemos hacer en el consultorio. Sin embargo, existen personas nerviosas que se están moviendo mucho. El piquete es en el escroto y obviamente, si se tiene a un paciente nervioso, no es el ideal para hacer la operación”, explica Hernández León.

¿Cuáles son las características de la vasectomía y sus ventajas?

Las autoridades sanitarias resaltan las siguientes ventajas de la vasectomía:

  • Se lleva a cabo con personal capacitado y certificado en el procedimiento
  • No repercute en el comportamiento sexual
  • No hay riesgos para la salud
  • No se necesita una hospitalización como tal
  • El servicio es gratis y se hace bajo estrictas condiciones sanitarias de seguridad.

“Mi familia me preguntó las razones de mi operación”

Pablo recuerda que al momento de comunicar su decisión de hacerse la vasectomía, recibió apoyo y cuestionamientos. En el caso de su familia, le preguntaron la razón de su operación y tardaron más en entender que era una decisión personal.

“En mi familia se ha visto que la mujer se opera y ahí se acabó el tema, pero cuando un hombre dijo que lo quería hacer, se sorprendieron. Con la familia de mi esposa sí sentí un poco más de apoyo porque vieron que era algo que venía de mí. ¿Mis amigos? Ellos sí me preguntaron si no tenia miedo de separarme algún día”, comenta Pablo.

En sus palabras, separarse es una posibilidad, pero su plan siempre ha sido tener dos hijos y ya los tiene, por lo que no busca más independientemente si es con otra pareja o no.

“La plática de que solo quería tener dos hijos se dio desde el noviazgo, poco antes de casarnos. Cuando tocamos el tema de familia, primero decidimos esperarnos a tener hijos y hasta los 3 o 4 años de casados tuvimos a nuestra primera hija. Ya un poco más grande mi niña, tuvimos esta conversación de si nos aventábamos o no… y nos aventamos a tener otro”, relata Pablo.

Su decisión no fue tomada nada más porque sí. La pareja estudió el entorno económico, temporal, de estabilidad familiar antes de tener al segundo bebé.

“Siempre nos vimos los dos nada más con dos hijos o mínimo con uno. No más. Era un tema muy consensuado por ambas partes, muy platicado. Cuando me hice la cirugía me dijo ‘sí me da como sentimiento, ya sé que siempre hemos platicado que dos hijos, pero el saber que ya no tengo la posibilidad de tener más contigo me deja sintiéndome rara’. Siempre fue la plática de dos y hasta ahí”, menciona Pablo.

5 mitos de la vasectomía que no debes creer

  1. Afecta el desempeño en las relaciones íntimas
  2. Es permanente: debe considerarse así, pero el doctor Hernández León ya mencionó en qué circunstancias se puede hacer algo al respecto
  3. Causa dolor intenso: en manos expertas, la persona puede volver a su trabajo en menos de una semana si no es actividad muy demandante físicamente
  4. Incrementa el riesgo de cáncer
  5. Puedes embarazar a tu pareja después de la vasectomía: esto puede suceder si tras varias revisiones el conteo de espermas no llega a cero y se reanudan las relaciones sexuales sin condón después de la operación.

“La gente se puede llegar a lastimar. Es una operación y merece respeto”

El doctor Hernández menciona que respetar los tiempos de recuperación es importante porque los varones se pueden llegar a lastimar en una zona delicada si reanudan sus actividades muy pronto.

“Si le hago la vasectomía a las 11 y dos horas después se va a tener relaciones sexuales, le va a doler, se le van a inflamar los testículos y dependiendo del esfuerzo, puede existir sangrado. Ligamos bien, pero se pueden llegar a formar hematomas. No se recomienda ni la masturbación. Puedes embarazar, te puede doler y más te tardarás en recuperarte”, recalca el experto.

¿Qué se hace después de la vasectomía?

Después de la operación se deben seguir los pasos mencionados a continuación:

  • Reposo absoluto por 4 horas. No se debe manejar
  • Sobre el calzón o suspensorio, se deberá poner una bolsa con hielos por 30 minutos, retirarla por media hora y volverla a poner. Alternar hasta completar las 4 horas de reposo.
  • No hacer esfuerzo físico
  • Si el trabajo no es demandante físicamente, se puede volver a las actividades 48 horas después de la operación
  • Usar ropa interior ajustada por siete días después de la operación para reducir el movimiento testicular
  • Si se van a tener relaciones sexuales, seguir usando condón por 3 meses después de la cirugía para evitar embarazos y facilitar el vaciado de espermatozoides restantes

“Tener información a la mano es importante”

Pablo siente que cumplió su objetivo familiar que era tener dos hijos, pero recomienda a los varones que están considerando la vasectomía que se informen primero.

“No se apoyen tanto del internet donde encuentras cualquier cosa. Traten de hablar con un profesional o si tienes mucha confianza, acércate a un amigo tuyo que ya se haya hecho la vasectomía. Yo sentí un piquetito y nada más. Cualquier cosa, coméntenla con el doctor y no se queden con ninguna duda”, concluye.