¿Qué es el poliamor y cómo funciona? De acuerdo con la Sociedad del Poliamor, se trata de la “elección consciente de la cantidad de parejas que una persona desea tener; es la filosofía y práctica no posesiva, honesta, responsable y ética de amar a múltiples personas simultáneamente.”

En palabras de VeryWell Mind, ser poliamoroso significa tener una relación íntima o romántica con más de una persona a la vez. Las personas poliamorosas pueden tener cualquier orientación sexual y las relaciones pueden incluir personas de diferentes orientaciones.

¿Qué es el poliamor y cómo funciona? 

La diferencia del poliamor con las relaciones abiertas es que el primero se caracteriza por la intimidad emocional, sexual o romántica entre parejas. Aunque algunas personas consideran que el poliamor significa ser infiel, las relaciones poliamorosas entre varias personas son consensuadas y se revelan a todos los involucrados.

(Foto: Freepik)

¿Cómo practicar el poliamor?

A veces las relaciones poliamorosas tienen jerarquías, es decir, una relación toma prioridad ante las otras y en otras ocasiones, todas las parejas tienen la misma prioridad. Si está jerarquizada, se dice que una persona tiene una pareja primaria y otras secundarias.

  • La pareja primaria: es la pareja en la cima de la estructura jerárquica y puede ser la persona con la que vives, estás casado o con la que tienes hijos.  
  • Parejas secundarias: Es tu pareja, pero no está tan entrelazada en tu vida como la pareja primaria, aunque eso no significa que no estén comprometidos.

¿Cuál es la diferencia entre relación abierta y poliamor?

Cabe destacar que no necesariamente tiene que existir una jerarquía en todas las relaciones poliamorosas. Tampoco se debe confundir con la bigamia o poligamia, que se refiere al matrimonio con más de una persona y que es ilegal en algunos países.

Tampoco es lo mismo que el swinging o el intercambio de parejas, en los que una pareja en una relación estable tiene encuentros casuales íntimos con otras personas que también tienen pareja.

Para aprender más de...¿Cómo tener una buena comunicación sexual con tu pareja?

¿Qué es la comunicación sexual?
Es un proceso de intercambios de ideas y opiniones que promueve el bienestar de las parejas al contribuir con la prevención de problemas que repercuten en la salud sexual, como embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y para alcanzar una vida sexual plena.
¿Para qué sirve?
Es fundamental para tener mayor autoconfianza y para saber comunicar lo que se necesita. También ayuda a promover la toma de decisiones en la relación de pareja y el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las personas, es decir, a expresar con libertad y respeto cómo y cuándo tener relaciones o cómo cuidar su salud sexual.
¿Cómo empezar?
Los tabús y estigmas en el sexo hacen que hablar del tema sea difícil o incómodo. Pero hablar de sexo es importante y necesario, así que puedes empezar con tu pareja aclarando que es un espacio seguro para compartir. Le puedes preguntar cuáles son sus gustos e intereses sexuales así como sus límites y luego puedes comentar los tuyos.
¿De qué hablar?
Ninguna pareja inicia conociendo los deseos sexuales del otro y mucho menos sabe aplicarlos. Por eso es importante expresar lo que te gusta y lo que no: ¿dónde te gusta que te toquen, de manera delicada o dura, rápido o despacio?. El descubrimiento de nuestros gustos sexuales puede ocurrir al mantener relaciones con otros o con la masturbación.
¿Cómo hablar de sexo seguro?
El momento correcto para discutir prácticas de sexo seguro es antes de tenerlo. Hablar sobre este tema significa que ambos se preocupan por el bienestar del otro. Puedes hablar sobre qué método anticonceptivo usar, cuál fue la última vez que se han hecho exámenes de detección o de qué enfermedades se hicieron pruebas o cuáles han padecido.

Las relaciones abiertas, por su parte, se fundamentan en un acuerdo en el que una o ambos miembros de la pareja tienen permitido tener relaciones sexuales con otras personas, sin que necesariamente se revele esa información.

La no monogamia consensual es un término usado por algunos psicólogos para describir el swinging, las relaciones abiertas y el poliamor.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de VeryWell Mind)