Todos hemos pasado por una decepción amorosa alguna vez y aunque en ese momento se sienta como lo peor del mundo, lo cierto es que puedes sacar algunas ventajas. Conoce los beneficios de que te rompan el corazón.

Un corazón roto puede hacer que te sientas muy frágil emocionalmente, que pierdas la esperanza o hasta que creas que no naciste para amar y que nunca encontrarás a la persona para ti. 

Pero con el tiempo, es posible entender que puede ser lo mejor que te puede pasar y te decimos por qué.  

¿Cuáles son los beneficios de que te rompan el corazón?   

Tienes que vivir tu sufrimiento, pero cuando te dejan con el corazón roto, también puede ser un buen momento para buscar lo positivo y sacar algunas lecciones de vida, como: 

  • Trabajar el perdón

Si tu ex pareja te dejó herido emocionalmente, es importante trabajar el perdón no solo hacia esa persona, sino hacia ti mismo, pues cuando te rompen el corazón es común sentir culpa y agobio de pensar que hicimos algo mal o que pudimos haber dado más para evitar la ruptura

(Foto: pexels) 

Cuando te perdonas a ti mismo, puedes sanar y seguir adelante. 

  • Te vuelves agradecido 

Tal vez ahora no lo ves porque solo quieres llorar, comer helado y ver películas tristes, incluso puedes tener resentimiento hacia esa persona, pero con el tiempo, te darás cuenta de que esa relación tuvo sus momentos malos pero también buenos, mismos que serán parte de tu historia.

Así que siéntete agradecido por todo lo vivido y por todo lo que sentiste en esa relación, porque amaste con todo el corazón y eso no a todos les pasa. 

  • Cultivas el amor propio 

No puedes amar sin antes amarte a ti mismo y cuando te rompen el corazón, es el momento ideal para tener en cuenta lo importante que es cuidarte y quererte todos los días, escuchar lo que sientes y por qué no, consentirte.

Cuando te alejas de una pareja con quien hacías todo, volver a empezar es difícil, pero te ayuda a darte cuenta de que solo necesitas de ti mismo para estar bien y que debes ser tu proyecto más importante

  • Sabes quiénes se preocupan realmente por ti 

Un corazón roto es algo muy difícil y solo tus amigos de verdad estarán ahí para consolarte, escucharte y hasta animarte a salir un poco si estás decaído por la ruptura.

También estarán ahí para detenerte cuando quieras llamarle a tu ex o hacer alguna locura, incluso para regañarte cuando sea necesario.

  • Puedes madurar y seguir adelante 

Todo lo que viviste en esa relación y lo que sufriste te dejó un aprendizaje que te lleva a madurar y a ser una mejor versión de ti mismo, para que, cuando el momento llegue, puedas compartir momentos maravillosos con otra persona que sepa cuidar y valorar tu corazón.

(Foto: pexels) 

Sé paciente, suelta lo pasado y sigue adelante, volver a amar a pesar de los fracasos es una muestra de valentía y de crecimiento.

¿Cómo sanar un corazón roto

Lo sabemos, superar un corazón roto no es fácil, hay un dolor emocional intenso y no puedes dejar de pensar en esa persona, pero la ciencia aconseja que para superarlo, hay que dejar de escuchar a la mente. 

Es importante tener en cuenta que en esos momentos de dolor, nuestra mente y pensamientos pueden ser nuestro peor enemigo y esto se debe a que al pasar por momentos muy dolorosos, se activan sistemas neuronales más primitivos. 

(Foto: pexels) 

Al respecto, Lucy Brown, neurocientífica de la Universidad de Medicina Einstein, Nueva York explica que son sistemas semejantes a los que nos hacen tener hambre o sed, por lo que resulta complicado “apagar” ese dolor

Por ello, la mente se alimenta de ese dolor y nos sigue recordando escenas, momentos y palabras de esa relación. 

Para superarlo con más facilidad, el portal especializado La mente es maravillosa, da los siguientes consejos:  

  • Mantente ocupado, distrae a tu mente con un deporte o actividad
  • Conoce personas nuevas personas  
  • Atrévete a hacer cosas nuevas, como ir de viaje solo 
  • Evita los lugares que tu ex frecuenta o a donde iban juntos 
  • No veas fotos de tu ex, ni sus redes sociales, mucho menos le hables o escribas 
  • Busca apoyo psicológico si es necesario 

(Con información de Revista Moi, 20 minutos) 

Para aprender más de...Construir la felicidad es posible

La felicidad.
El Boletín de DGCS de la UNAM, dice que “La felicidad no es un ente que se deba perseguir insistentemente, sino un estado asociado a una emoción positiva, según la psicología”. La Real Academia de la lengua Española, define a la felicidad como un “Estado de grata satisfacción espiritual y física”.
Ciencia y felicidad.
La ciencia dice que si bien existen factores que pueden limitar la felicidad de las personas (como procesos biológicos cerebrales), la mayor parte de lo que determina la felicidad se debe a la personalidad, a los pensamientos y comportamientos, y que son modificables.
Para poder ser más feliz.
Mayo Clinic asegura que solo un pequeño porcentaje de las variaciones individuales en la felicidad pueden ser explicadas por diferencias o circunstancias específicas. En general, ser feliz (o al menos un poco más feliz) puede lograrse por cambios la forma de pensar o comportarse.
Siembra el optimismo.
Procura desarrollar el hábito de ver el lado positivo a las cosas que acontecen. No se trata de que niegues que las cosas malas suceden, porque en efecto pasan, pero lo importante es no dejar que esas cosas malas nublen tu vida, y que recuerdes que incluso de lo malo puede surgir algo bueno.
Cuida las relaciones.
Es importante rodearse de personas que sean positivas y procuren la felicidad. Por ningún motivo se debe permanecer aislado, ya que se ha demostrado que el aislamiento es el peor enemigo de la felicidad. Apóyate de la comunicación asertiva.
Alimenta la gratitud.
Más que decir gracias todo el tiempo, se trata de que agradezcas lo que tienes y que reconozcas lo bueno que hay en tu vida, tanto como en tus relaciones sociales, como en el ámbito material. Siéntete afortunado por los logros que has obtenido, por las personas que tienes a tu lado, o por los momentos que puedes vivir.
Enfócate en el presente.
Es importante que no te enfoques en lo que podría pasar a futuro, ni en las cosas que sucedieron anteriormente, debes focalizar tus energías en el presente y en los sucesos que pasan en tu vida día con día. Procura saborear los placeres de la vida.
Encuentra tu propósito.
Las personas que tienen un objetivo o meta y que se esfuerzan por cumplirla, por más mínimo o simple que sea, suelen sentirse más motivadas y felices. Tener un objetivo brinda un sentido de propósito, refuerza la autoestima y puede unir a las personas.