Lograr una relación de pareja satisfactoria y saludable se dice fácil, pero no lo es. Hay pautas que se deben seguir para que ese vínculo sea un lugar emocionalmente saludable. Conoce los 10 mandamientos de un matrimonio feliz.  

Lograr un matrimonio feliz te da una vida más satisfactoria tanto a nivel físico como emocional y de hecho, estudios confirman que las personas felizmente casadas tienen menos riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El contacto físico frecuente y la proximidad liberan oxitocina, una hormona que disminuye el estrés. Pero ¿Cómo conseguir y mantener la felicidad en el matrimonio? Te lo decimos.

10 mandamientos de un matrimonio feliz 

Un matrimonio feliz no se da por casualidad, hay que trabajar en estos puntos para fomentar relaciones sanas y duraderas: 

(Foto: pexels) 

  • Trabaja tu amor propio y sé feliz contigo mismo 

Un estudio publicado en el Journal of Family Psychology encontró que las personas no se vuelven sanas y felices porque se casan, sino que es al revés.

Las personas sanas y felices tienen más probabilidades de casarse que las que no lo están, pues la salud y la felicidad son características atractivas de una pareja

Así que trabaja en ti mismo para conseguir un estado de bienestar físico y psicológico, así será más probable que atraigas a alguien con quien puedas construir un matrimonio fuerte, solidario y feliz.

  •  Trabaja la confianza

Confiar es no tener la certeza de las cosas, pero aun así creer en ello. Para aplicarlo en la relación, debes trabajar en la confianza y seguridad en ti mismo, para que no tengas la necesidad de espiar, perseguir o exigir información a tu pareja sobre lo que hace o a dónde va.

Si trabajas tu confianza, eso se transmite, de manera que cuando hay confianza mutua en la relación, es más probable que el matrimonio sea duradero.

  • Buena comunicación

Hablar de sus sentimientos, preocupaciones y miedos es fundamental para una buena relación. Deben sentir la libertad de poder hacerlo sin miedo a que el otro se enoje o se ofenda, sino que ambos deben estar abiertos a escuchar y comprender lo que el otro siente. 

Usa la comunicación asertiva para hablar de tus emociones, sin gritar ni insultar, sino usando un tono de voz adecuado y hablando siempre con respeto.

  • Innovar en la relación y la intimidad 

La rutina puede matar a cualquier relación, así que es importante estar abierto a hacer cosas nuevas, como visitar nuevos lugares juntos, tener nuevos hobbies en común y claro, innovar en la alcoba. 

(Foto: pexels) 

  • Finanzas claras

Hablar sobre el tema del dinero es importante para la relación, así que no teman hablar de su presupuesto, cuánto ganan, en qué, cuánto ahorran y cuánto invierten.

Ocultar información en este rubro a la larga trae problemas de confianza que poco a poco, marcan una distancia y terminan matando el amor

  • Buena relación con la familia

Otro de los mandamientos para un matrimonio feliz es tener una relación armoniosa con la familia de la pareja, sin que eso implique que vivan todos juntos.

De acuerdo con el portal especializado Psicología y Mente, no es sano que la pareja recién casada viva en casa de los padres, con los hermanos, suegros u otros miembros de la familia.

La razón es que se crean conflictos de poder que poco a poco se convierten en resentimientos. Como pareja, deben tener su espacio y convivir con la familia de cada uno de forma respetuosa.

  • Tiempo a solas 

El tiempo en pareja es necesario para fortalecer el vínculo, pero también se requiere de un tiempo a solas para cada uno, para que realicen cosas que disfrutan, ver a sus amigos o simplemente relajarse en su espacio personal

  • Priorizar el respeto

Cuando hay enojo y tensión, es fácil que podamos decir palabras hirientes a la pareja o hasta que le faltemos al respeto. Por ello, siempre debemos tener en mente el respeto mutuo, recordando que ambos son adultos y que las malas formas de contestar solo crean resentimientos.

  • Mostrar amor 

Ser cariñoso todos los días y no solo en un aniversario, es clave para fortalecer la relación.  Estar cerca de tu pareja y darse expresiones de amor continuas puede hacer que su relación pase de ser monótona a algo maravilloso. 

(Foto: pexels) 

No es necesario besarse todo el día, basta un gesto simple como tomarse de la mano, darse un abrazo inesperado o hacer una caricia. 

  • Ser agradecido

Finalmente, cuando tu pareja hace algo que te da bienestar, debes reconocerlo, por más pequeño o insignificante que pudiera parecer. 

Esos detalles son los que hacen la diferencia en tu relación, así que procura agradecer las atenciones y muestras de afecto que tu esposo o esposa tienen contigo.

(Con información de Psicología y Mente, En Pareja, Psychology Today)