¿Quieres pedirle a tu pareja que se case contigo? Seguro que buscas que el momento sea perfecto y que te den el deseado “sí, acepto”, por lo que te compartiremos los 3 elementos para una propuesta de matrimonio perfecta, según un estudio. 

Investigaciones afirman que no se deben descuidar ciertos aspectos cuando se trata de hacer la importante pregunta “¿te casarías conmigo?”.  

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Family Psychology y retomado por Psychology Today, concluyó que hay 3 elementos básicos para una propuesta perfecta, resultados que obtuvieron tras analizar 300 propuestas de matrimonio aceptadas o rechazadas.

¿Cómo hacer una propuesta de matrimonio perfecta? 3 elementos 

De acuerdo con Lisa Hoplock, autora principal del estudio, hubo algunos hallazgos interesantes en su investigación que ayudaron a detectar los 3 elementos principales de una propuesta de matrimonio perfecta:

(Foto: pexels) 

  • Debe hablarse del tema desde antes 

Un elemento fundamental antes de una propuesta de matrimonio es hablar sobre el tema y evitar las sorpresas.

La pareja debe tener una discusión previa sobre el matrimonio, de lo contrario, es probable que la respuesta sea un “no”.

Las sorpresas son en su mayoría desagradables cuando se trata de matrimonio, pues el estudio de Hoplock encontró que las parejas que experimentaron propuestas aceptadas tenían más probabilidades de hablar sobre matrimonio antes de la propuesta. 

Por su parte, en las propuestas rechazadas, el proponente a menudo asumía que estaba en la misma página que su pareja o hizo la propuesta solo para salvar una mala relación.

  • Pon un anillo

Hacer la propuesta con un anillo de compromiso aumenta por mucho las posibilidades de que la pareja acepte casarse, ya que es señal de que llevas tiempo planeando ese momento y que invertiste recursos y esfuerzo en tu decisión. 

(Foto: pexels) 

Al respecto el estudio demostró que las propuestas aceptadas tenían más probabilidades de tener un anillo involucrado que las rechazadas. 

  • No lo hagas frente a otras personas 

Planear una propuesta de matrimonio en un lugar público o frente a toda tu familia puede parecer romántico, pero no lo es, pues puede ejercer mucha presión sobre tu pareja para que dé una respuesta positiva cuando tal vez no es lo que quiere.  

Según las investigaciones, lo mejor es hacer la propuesta en un lugar privado, donde solo estén ustedes y tu pareja tenga el espacio que necesita para dar una respuesta honesta y se sienta cómoda. 

“Las propuestas aceptadas tenían más probabilidades de llevarse a cabo en privado”, destaca el estudio.

El género también hace una diferencia  

El equipo de Hoplock también encontró que el género influye mucho cuando se trata de propuestas de matrimonio, pues las propuestas de hombres tenían más éxito que las de mujeres. 

Según la investigadora, esto podría deberse a las normas de género impuestas en la sociedad, donde muchas veces los hombres rechazan la propuesta porque son ellos los que quieren hacer la pregunta. 

(Foto: pexels) 

“Según el guión occidental, los hombres les proponen matrimonio a las mujeres”, dice Hoplock.

Ya lo sabes, si quieres una propuesta de matrimonio perfecta, debes apegarte a estas 3 claves básicas que aumentan las posibilidades de que tu pareja diga “sí”

(Con información de Psychology Today)

Para aprender más de...¿Cuáles son las 3 fases del amor?

La Real Academia Española señala que el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. El amor es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre seres, cada quien vive el amor de manera diferente.
Las personas suelen iniciar una relación cuando se encuentran enamoradas de otra persona, de acuerdo con el psicólogo John Gottman, autor del libio “La nueva ciencia del amor”, el amor romántico cuenta con tres fases que están bien diferenciadas y que aparecen de forma secuencial.
La Fase 1 es llamada “limerencia” por los cambios físicos que genera. También recibe el nombre de fase de enamoramiento o de lujuria, y es la fase en la que nos encontramos más ilusionados y cuando más queremos ver a la otra persona. Nuestros sentimientos tienen que ver con la euforia y con los cambios rápidos del estado de ánimo.
Fase 2 amor romántico: Aquí surgen dudas sobre la relación y nos evaluamos si queremos seguir en la relación o si estamos con la persona correcta con la que queremos compartir nuestro tiempo. Es común que durante esta etapa existan ciertas crisis. Salir airosos de ellas hace que la relación crezca y se fortalezcan los vínculos afectivos.
Fase 3 amor maduro: Si la pareja logra superar las adversidades, alcanza esta etapa. Se caracteriza por la construcción de un compromiso real y leal. En esta etapa se valora la calma y la paz. Además se da más importancia al apego, la ternura, el afecto profundo, y el amor alcanza un nivel superior. (Con información de: La nueva ciencia del amor Y psicología y mente)