Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

La relación entre el covid-19 y la diabetes

ARANTXA LÓPEZNov 22, 2021 
Además de las secuelas físicas y mentales que deja la infección por coronavirus en el organismo de las personas contagiadas, expertos en materia de salud, específicamente del campo de la diabetes, anticipan un aumento importante en los casos de diabetes tipo 1 y tipo 2 relacionados directamente con el covid-19. Estas son las razones:
Ola de diabetes:
Andrew Boulton, el presidente de la Federación Internacional de Diabetes, señala que se estima el diagnóstico de 200,000 nuevos casos de diabetes para finales del 2022 como resultado directo de la pandemia actual. Se plantean tres principales razones.
Visitas al doctor:
Uno de los principales factores es que a causa del confinamiento muchas personas no han realizado exámenes de detección oportuna de la diabetes por lo que hay muchos casos de la enfermedad sin diagnosticar. Lo anterior resulta peligroso pues la prevención y el tratamiento temprano es esencial para evitar las complicaciones de la diabetes.
Aumento de peso:
La diabetes tipo 2 es consecuencia directa del sobrepeso y la obesidad, condiciones que también han aumentado a causa del confinamiento. Muchas personas subieron de peso por factores relacionados a la pandemia como el estrés, la ansiedad, la depresión, el encierro y el cierre de instalaciones para realizar actividad física.
La infección por covid:
Estudios recientes han encontrado que el covid-19 puede provocar diabetes. Se ha encontrado que el SARS-CoV-2 se aloja e infecta las células beta, que se encuentran en el páncreas y son las responsables de la secreción de insulina. Este fenómeno provoca la muerte de dichas células en algunos casos, y en otros la reducción de la producción de insulina, lo que provoca diabetes tipo 1.

Para aprender más de...

Con información de:

NIH

Daily Mail

Valora este artículo

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!