Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 claves para la higiene íntima femenina

REDACCIÓNOct 18, 2021 
Claves básicas para tu salud íntima:
Hay que mantener una alimentación balanceada que priorice las frutas y verduras, mantenerse hidratada con 2 litros de agua al día y hacer ejercicio diariamente por lo menos 30 minutos al día; estos cuidados ayudan al cuerpo a potenciar el sistema inmune para combatir cualquier tipo de enfermedad o infección.
El aseo lo es todo:
Se recomienda lavarse una o dos veces cada día el área externa genital, o sea, la vulva, los labios menores y mayores y alrededor del clítoris. Puede ser solo con agua o si se prefiere, con jabón siempre y cuando éste sea neutro o con un pH suave y sin fragancia, nunca uses un guante o esponja de baño para el aseo porque éstas guardan muchas bacterias.
Amiga, date cuenta:
A menos de que te lo receten, no es recomendable usar duchas vaginales. Mucho menos utilices desodorantes, perfumes vaginales o talco. Cualquier producto con olor, exceso de químicos es malo para tu salud íntima porque modifica el pH y destruye la flora vaginal cuyo único propósito es combatir los hongos, virus y bacterias que acechan a nuestro cuerpo.
Tu ropa afecta tu salud íntima:
Usar ropa ajustada y de materiales sintéticos propicia la sudoración excesiva de tu zona íntima y favorece la reproducción de bacterias y hongos causantes de las infecciones más comunes en las mujeres: vaginosis bacteriana y cándida albicans. Además, la ropa interior debe ser de algodón y se debe lavar con jabones neutros.
Placer consciente:
Para cuidar de tu salud íntima el uso del condón femenino o masculino es obligatorio siempre. ¿Sabías que el semen tiene un pH alcalino, que al ser opuesto al vaginal le provoca alteraciones que facilitan la aparición de infecciones vaginales? Se aconseja limpiar los genitales antes y después de mantener relaciones sexuales para evitar infecciones.
De regreso a los básicos:
La limpieza en el sanitario debe ser de preferencia con papel higiénico blanco sin olor; la técnica es limpiar con un movimiento de adelante para atrás a fin de no pasar las bacterias fecales de la zona anal a la vaginal. En el período menstrual se recomienda bañarse a diario y cambiar las toallas femeninas o tampones cada 4 a 6 horas para evitar infecciones.

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!