Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Tacos, ¿antojo o comida nutritiva?

El problema de sobrepeso asociado a la ingesta de tacos no es por la tortilla, sino de la forma como es preparado su contenido, señala nutrióloga.

RedacciónNov 05, 2012 
Tiempo de lectura: 4 mins.

Lo + leído

Basta con rellenar una tortilla y cobijar su contenido, para obtener un delicioso alimento de nombre taco, con apellido a honor de su relleno.

Producto culinario emblemático mexicano, consumido prácticamente en todos los estratos sociales, ya sea de origen casero o callejero, los tacos pueden ser dorados, sudados y sencillos; de origen animal, vegetal, marino y hasta saltarinos o reptantes, por ricos rellenos como escamoles, chapulines, chinicuiles y gusanos.

El taco muchas veces es estigmatizado e incluso discriminado , porque se considera que es malo su consumo diario para una dieta saludable ¿Es esto cierto? ¿Se puede consumir tacos en la comida diaria?

La especialista en nutrición Paola Cervantes Laing (*) , explica que el problema de comer tacos no es la tortilla, sino  como es preparado su contenido.

Al comer tacos,  por lo general sólo dos grupos alimenticios están presentes, es decir producto de origen animal, que podrían ser los guisados o rellenos, y la harina, que es la tortilla, olvidando la verdura.

A lo que muchos bromistas afirman que la verdura contenida es el cilantro o la cebolla, con la que se acompaña el taco, y que cumple con el contenido vegetal que debe tener toda comida completa, pero realmente esos vegetales no contienen alto valor nutritivo, por lo cual no es válido tal argumento, apuntó la especialista.

Otros factores perjudiciales al consumir tacos son que al comerlos por pieza y no por plato, a veces aumenta la dimensión de cuanto se consume, pues no se lleva una cuenta. Además si se acompañan con bebidas con alto valor energético, el cual muchas veces no se libera con activación física, esto genera reservas de grasa que pueden desencadenar en sobrepeso u obesidad.

Asimismo, si a los tacos se les suma el factor grasa, friéndolos, aumenta el problema, ya que una harina frita es más calórica y falta de nutrientes que cualquier otro alimento, aunado a esto, si a un taco frito se le agrega crema y queso, es una bomba segura generadora de kilos , señaló la nutrióloga.

Por lo cual si uno quisiera incluir tacos en su dieta diaria, deberían de ser no fritos, con guisados o relleno cocinado al vapor o con poca grasa, sin doble tortilla y siempre acompañados de una ración de verdura y agua natural de alguna fruta.

De está manera un buen ejemplo del equilibrio adecuado en tacos, podrían ser  los tacos de alambre, siempre y cuando no incluyan queso. El alambre contiene producto de origen animal que es la carne, verduras como pimientos morrones y champiñones e harinas como la tortilla.

También aconsejó que el consumo de tacos debe ser aleatorio, nunca en las tres comidas del día, y es recomendablemente de una a dos veces por semana.

Así que  debes estar consciente de  lo que ingieres, recuerda que el cuidado que brindes a tu salud, será proporcional a tu calidad de vida en el futuro.

(*)Lic. Paola Cervantes Laing
Nutrióloga
paolacl@nutri-salud.com.mx.
Tel 55365787

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda