La Organización Mundial de la Salud estima que, en promedio, 186 millones de personas sufren de problemas de infertilidad. Sin embargo, un nuevo estudio ha encontrado que la dieta mediterránea podría ser una esperanza para aquellas parejas, ya que esta dieta podría ayudar a tener hijos e influir en la concepción.

(foto: unsplash)

La dieta mediterránea: una dieta contra la inflamación

Según los expertos, la dieta mediterránea es un tipo de alimentación que se enfoca principalmente en el consumo de alimentos vegetales, como frutas, verduras y legumbres, reduciendo el consumo de productos como carnes rojas y procesadas.

Esto, indican, puede ser muy beneficioso, e incluso resulta útil para reducir los niveles de inflamación en el cuerpo, contrario a lo que sucede con las dietas típicas en occidente, que suelen estar más asociadas a altos niveles de inflamación debido a que:

  • Se caracterizan por mayor consumo de carbohidratos refinados y proteínas de origen animal.
  • Pueden ser excesivas en grasas saturadas.
  • Carecen de fibra dietética, vitaminas y minerales.

(foto: freepik)

También podría ayudar contra la infertilidad

Según una investigación realizada por tres universidades australianas, los efectos antiinflamatorios de la dieta mediterránea podrían ayudar no solo a tener una mejor salud en general, sino que también podría contribuir a resolver problemas como la infertilidad.

Esta investigación, encontró que la dieta mediterránea, al reducir la inflamación del cuerpo, llegaría a eliminar uno de los principales factores causantes de la infertilidad, tanto en hombres como mujeres, lo que sería favorable para poder concebir un hijo.

Los autores del estudio aseguran que apegarse a este tipo de dieta puede influir en el proceso de tener hijos y de concebir, principalmente en parejas que tienen un historial de infertilidad, ya que tiene cambios y efectos en diferentes procesos que pueden estar involucrados, como:

  • Mejora la calidad del esperma.
  • Beneficia los procesos de reproducción asistida.
  • Puede influir en el ciclo menstrual y la implantación del óvulo fecundado. 

(foto: freepik)

Se trataría de una estrategia más accesible

Estos resultados, indican los autores, demuestra que las parejas que están intentando tener hijos y no han podido, ahora tienen una opción más accesible y poco invasiva que podría ayudarlos a resolver su problema y los acercaría a cumplir su sueño de formar una familia.

Modificar tu dieta es una estrategia no invasiva y accesible que potencialmente podría mejorar la infertilidad”, asegura el investigador Simon Alesi, de la Universidad Monash, quien además asegura que al apegarse a este tipo de alimentación, la salud general puede beneficiarse.

Las parejas o individuos con problemas de este tipo, podrían ver un aumento en su fertilidad, explican, si mantienen un apego a la dieta mediterránea o a alguna dieta que tenga capacidades antiinflamatorias, y que cumpla con requisitos como:

  • Incluir grandes cantidades de grasas buenas (o sea, grasas poliinsaturadas)
  • Pocas cantidades de carne roja y procesada.
  • Grandes cantidades de flavonoides (encontrados en, por ejemplo, vegetales de hojas verdes).

(Con información de: University of South Australia, Organización Mundial de la Salud.)