En la actualidad, existen infinidad de dietas que se clasifican como mejores que otras, e incluso llegan a prometer beneficios como mejorar la salud a tal grado de extender el tiempo de vida. Para aclarar el panorama y evitar confusiones, Harvard enlistó las mejores dietas para vivir más tiempo tras realizar un estudio.

La dieta sí influye en cuánto tiempo vivimos

Un grupo de expertos de la Universidad de Harvard, encontró que el tipo de dieta que llevamos podría influir (positiva o negativamente) en nuestro tiempo de vida y los riesgos de tener una muerte temprana.

El estudio, que consistió en el seguimiento de 36 años a dos grupos (Nurses’ Health Study y Health Professionals Follow-Up Study), demostró que la alimentación, y en particular algunas específicas, podrían tener mejores beneficios a la salud, reduciendo el riesgo de morir por

  • Cáncer.
  • Enfermedades cardiovasculares (como infartos o derrames cerebrales).
  • Enfermedades respiratorias.

En general, los autores del estudio concluyeron que tener un patrón de alimentación sano, y una adherencia a este, puede disminuir los riesgos de morir por causas específicas o inespecíficas; eso sí, algunas dietas parecen ser mejores que otras para este objetivo.

(foto: freepik)

Las mejores dietas para vivir más, según Harvard

La investigación de Harvard concluyó que dentro de las 4 dietas más populares, existen algunas que pueden ser más beneficiosas para nuestra salud, e incluso podrían aumentar nuestra esperanza de vida, reduciendo la probabilidad de muerte temprana.

El común denominador de estas dietas, es que todas colocan un énfasis particular en consumir más productos de origen vegetal, como granos enteros, frutas, vegetales, nueces y legumbres, aunque no todas prohíben el consumo de carne, siendo estas últimas mejor evaluadas.

Así, tras analizar los resultados de más de 100.000 personas y el apego a la dieta, Harvard clasificó a las 4 dietas que más pueden alargar el tiempo de vida y mejorar nuestra salud:

  • Índice de Alimentación Saludable Alternativa (AHEI):

    El primer lugar lo obtuvo este índice desarrollado por Harvard, que consiste en un método para evaluar la calidad de la dieta consumida (qué tan variada y sana es), y es similar al índice de Alimentación Saludable (HEI).
    Se encontró que aquellos con un puntaje más elevado (es decir, con mejor dieta), podrían reducir hasta en un 20% los riesgos de morir por cualquier causa.
  • El Índice de Alimentación Saludable (HEI):

    En segundo lugar lo obtuvo una dieta más apegada a este índice, que sigue las pautas nutricionales básicas de Estados Unidos: más consumo de alimentos saludables de origen vegetal, menos consumo de carnes rojas y procesadas, desalentando el consumo de azúcar agregada, grasas no saludables y alcohol.

    El estudio de Harvard demostró que las personas que se colocaban en puestos más altos de esta escala, podrían tener 19% menos riesgo de morir por cualquier causa.

(foto: freepik)

  • La dieta mediterránea:

    Considerada una de las dietas más sanas, la dieta mediterránea fue colocada en 3 lugar, ya que un apego a esta puede reducir el riesgo de muerte en un 18%, concluyeron los investigadores. 
    Esta dieta motiva el consumo equilibrado entre alimentos de origen vegetal (Frutas, nueces, cereales integrales, legumbres), y carne de pescado. 
  • Dieta vegana:

    El cuarto lugar es para la dieta vegana, ya que el riesgo de mortalidad solo reducía en un 14%, por debajo de las otras dietas analizadas.
    Además, los investigadores encontraron que esta dieta, donde se evita el consumo de productos de origen animal, y se eligen solo aquellos de origen vegetal, puede causar problemas o riesgos de salud como: fracturas de huesos, anemia, pérdida de cabello.

(foto: freepik)

También descubrieron que las frutas y verduras pueden alargar tu vida

Previamente, otro grupo de investigadores de Harvard, pero de la Escuela T. H Chan de Salud Pública, demostró que comer al día una mezcla de 5 frutas y vegetales, también podría hacer más longevas a las personas.

Dicha investigación, que analizó la información nutricional de más de 2 millones de adultos, que pertenecían a otros estudios y a los que se les hizo un seguimiento por 30 años, encontró que dos porciones de fruta y tres de verduras al día, eran altamente benéficas.

Así mismo, demostraron que los vegetales de hoja verde (espinacas), crucíferos (como brócoli), alimentos ricos en carotenos (como zanahorias), frutas cítricas y bayas, tenían más beneficios y eran más efectivos.

(Con información de: JAMA Network, Research Gate, Daily Mail UK, Harvard T.H. Chan School of Public Health.)