¿Tu objetivo este año es bajar de peso? No estás solo, sin duda es algo que muchos desean pero que no siempre se consigue. Olvídate de las dietas restrictivas o los remedios, hay 5 estrategias comprobadas por la ciencia para bajar de peso de por vida. 

La base para perder peso de forma saludable sigue siendo disminuir la cantidad de calorías que se consumen, hacer más ejercicio y dormir bien.

Sin embargo, hay algunas claves que muchos pasan por alto en el proceso y que impiden tener resultados favorables o duraderos.

¿Cómo bajar de peso de por vida?

Especialistas de Mayo Clinic señalan que para adelgazar y mantener estos cambios de por vida, requiere no solo de “estar a dieta” o hacer mucho ejercicio, sino de ser cuidadosos con algunos aspectos, como:

(Foto: pexels) 

  • Ten una motivación interior

Lograr un cambio en tus hábitos requiere que tengas un impulso para seguir un plan de pérdida de peso y sobre todo, mantenerlo.

Para encontrar esa motivación, es importante que hagas una lista con las razones por las que te gustaría perder peso, ya sea verte mejor, disminuir algún dolor en tu cuerpo, controlar una enfermedad o simplemente, sentirte más ligero y con energía.

Después, establece algunos recordatorios de esa motivación, por ejemplo, puedes poner una nota de ánimo en el refrigerador.

Rodéate de personas que te animen y no te hagan comentarios que te lastimen o saboteen tu avance. Si lo prefieres, puedes mantener tus planes de pérdida de peso en privado.

  • Organiza tu cocina 

No poner orden en tu cocina puede desencadenar que te sientas tentado a consumir alimentos poco saludables, así que ten en cuenta algunos consejos.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, sugiere mantener los alimentos saludables a la vista, como un frutero en la mesa o verduras picadas en el refri.

Otra recomendación que dan es siempre comer de un plato y evitar comer directo de las bolsas o envolturas de alimentos poco saludables como galletas y frituras. Así podrás controlar la porción que comes.

(Foto: pexels) 

Finalmente, puedes reducir la tentación de comer botanas poco saludables al mantenerlos fuera de la vista.

  • Planea tus comidas 

No debes esperar a tener hambre para decidir lo que vas a comer. Es importante que planees tus comidas y de preferencia, prepares mucha comida el fin de semana para tenerla lista y que solo debas guardarla en un tupper. 

Puedes hacer arroz al vapor, pasta, ensalada o verduras hervidas suficientes para toda la semana, de manera que no tengas que perder tiempo todos los días cocinando.

  • No renuncies al sabor

Reducir las calorías y comer más sano no significa que tu comida no sepa bien o que sea difícil de preparar.

Empieza simplemente agregando más verduras a lo que comes habitualmente e incluye más porciones de fruta también. Luego cambia las harinas por cereales integrales y procura que tus alimentos sean variados, así no te aburrirás ni lo verás como un castigo. 

Come al menos cuatro porciones de frutas y verduras diario, cambia las grasas saturadas por otras más saludables, como las que hay en nueces, almendras, aguacate y aceite de oliva y reduce el consumo de azúcar refinada tanto como sea posible. 

Recuerda que puedes seguir consumiendo lácteos, pero de ser posible bajos en grasa. En cuanto a la carne, elige aquellas más magras, como pollo, pavo y pescado.

  • Aumenta tu actividad física

No solo se trata de matarte en el gimnasio, para mantener los cambios es importante que tengas un estilo de vida más activo en general. 

Cualquier movimiento adicional ayuda a quemar calorías, así que aumenta tu actividad física subiendo y bajando escaleras en lugar de usar el elevador, estaciona tu coche unas calles antes de donde harás tus compras o bájate una estación antes del transporte público. 

(Foto: pexels) 

Recuerda que no basta con comer alimentos saludables y hacer ejercicio, para bajar de peso de por vida debes aplicar estos hábitos como un estilo de vida permanente. No todo va a salir perfecto, van a haber momentos de retroceso o en que te estanques, pero no te desanimes, comienza de nuevo y ten en cuenta que se requiere de mucha paciencia

Si eres constante, los resultados valdrán la pena y durarán por mucho tiempo.

(Con información de Mayo Clinic, MedlinePlus)