Un mexicano consume en promedio 163 litros de refresco al año. México es el principal país consumidor de alimentos ultraprocesados en América Latina. De todos los refrescos, las bebidas de cola son las que producen un daño mayor.

De acuerdo con Ornela Garelli, de Greenpeace México, un estudio sobre los efectos del refresco de cola en la salud indicó que consumir 3 latas aumenta en 25% el riesgo de padecer depresión, sobre todo en personas adolescentes.

Las organizaciones civiles de El Poder del Consumidor, Greenpeace México y Coa Nutrición, presentaron una denuncia interpuesta ante Cofepris y Profeco en contra de Coca-Cola por su última campaña “El amor multiplica”, en la que, según las asociaciones se presenta publicidad engañosa para el consumidor.

¿Coca-Cola es una empresa responsable con el medio ambiente?

La conferencia de prensa contó con la participación de Alejandro Calvillo, Chantal Reyes y Paulina Magaña de el Poder del Consumidor; Ornela Garelli de Greenpeace México y Julieta Ponce de COA Nutrición.

(Foto: Pixabay)

De acuerdo con Chantal Reyes, la nueva campaña de Coca-Cola aborda 4 ejes: mujeres, comunidades, agua y reciclaje y se presenta como una empresa con responsabilidad social, a pesar de que genera graves daños a la salud y al medio ambiente, dijo Reyes.

Calvillo aseguró que, con esa campaña, Coca-Cola practica la publicidad engañosa y confunde al consumir. Además de que la información descrita es falsa y contiene mensajes subliminales, al mismo tiempo que promueve productos dañinos para la salud.

Los desechos que produce la empresa ocupan el primer lugar a nivel nacional, además es una de las empresas con el mayor consumo hídrico del país, por lo que su publicidad como empresa responsable con el medio ambiente resulta falsa, señaló el director de El Poder del Consumidor.

(Foto: Pixabay)

¿Coca-Cola busca el bienestar de las comunidades?

La campaña de Coca-Cola representa una transgresión a los consumidores en materia de salud y se vulnera el derecho humano a la información veraz, verídica, real y comprobable para tomar una decisión inteligente respecto del producto.

Aunque en dicha campaña no se hace mención de sus productos, los mensajes están dirigidos a posicionar la marca y generar lealtad de los consumidores.

En la campaña se busca transmitir emociones positivas en los consumidores a partir de la evocación de emociones como el amor, la unión y la felicidad. Sin embargo, en contraposición de que Coca-Cola genera bienestar en las comunidades, sus productos están asociados con el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas como:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Enfermedades cardiovasculares

Además, según Garelli, estudios han relacionado el consumo del refresco de cola con conductas depresivas y compulsivas.

Paulina Magaña dijo que lo que se propone es reducir la producción y el consumo de plásticos de un solo uso y transitar a un nuevo modelo basado en circulación y reciclaje.  

SIGUE LEYENDO: