¿Buscas un desayuno rápido y nutritivo? El licuado de plátano con avena es tu mejor opción, ya que es rendidor, económico y, sobre todo, aporta los nutrientes necesarios para empezar el día con energía.

Hacer un licuado para desayunar es lo mejor cuando no tienes mucho tiempo para cocinar, pues te lleva solo unos minutos y necesitas pocos ingredientes. 

En el caso del licuado de plátano con avena, aporta distintos nutrientes que son una gran fuente de energía para todas tus actividades y que te protegen de muchas enfermedades.

Desayunar licuado de plátano con avena

Este sencillo licuado puede hacer una diferencia importante en tu salud, pues ambos ingredientes son altamente nutritivos.  

(Foto: Especial) 

De acuerdo con Ana Molina, dietista y nutricionista en AM Nutrición Integral, el plátano no solo contiene potasio, también otros minerales como magnesio y fósforo, así como ácido fólico, vitamina C y vitamina B6.

Los minerales son ideales para la recuperación muscular y los impulsos nerviosos; el potasio beneficia a la presión arterial y la actividad muscular, según indica la experta a Efe Salud.

El plátano también tiene una pequeña cantidad de sodio, lo que junto con su contenido de azúcares y magnesio, lo vuelve ideal para la recuperación muscular después del deporte, sin el aumento de peso que puede causar una bebida isotónica.

La fibra del plátano, conocida como fruto-oligosacáridos, favorece el buen tránsito intestinal y cuanto menos madura esté la fruta, mayor el contenido en fibra, lo que lo hace ideal para casos de diarrea, ayudando a cortarla. 

Esta fibra no solo ayuda a la salud intestinal, sino que una vez fermentados, generan sustancias que benefician al sistema inmune

(Foto: Pixabay) 

Por su parte, la avena contiene fibra y consumir una dieta rica en fibra, como 3,6 gramos al día, reduce el riesgo de enfermedad cardiaca, asegura la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

La Harvard TH Chan School of Public Health indica que la avena en hojuelas contiene una serie de químicos vegetales llamados compuestos fenólicos y fitoestrógenos, que actúan como antioxidantes y contribuyen a disminuir los efectos de la inflamación crónica asociada a enfermedades cardiacas.  

Por su parte, Mayo Clinic señala que la avena contiene fibra soluble, que puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. 

Si te da hambre temprano, el licuado de plátano con avena es perfecto, pues una investigación del Journal of the American College of Nutrition señala que comer avena diario reduce el apetito y aumenta la saciedad, lo que facilita sentirse lleno por más tiempo y reducir los antojos por snacks poco saludables. 

¿Cómo hacer licuado de plátano con avena?  

Es muy sencillo y lo mejor es que necesitas pocos ingredientes para disfrutar de un licuado de plátano con avena en la mañana, toma nota:

  • 1 taza de leche baja en grasa
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de avena (de preferencia remojada desde un día antes para evitar la inflamación)
  • 1 cucharada de miel o de crema de cacahuate si lo deseas   

(Foto: Especial) 

Echa todos los ingredientes a la licuadora y empieza a batir a velocidad media durante algunos segundos. Sirve y agrega un poco de canela en polvo encima para complementar. 

¿Lo ves? Tener un desayuno rápido y nutritivo no es tan complicado, así que anímate a empezar el día con un licuado de plátano con avena que le hace mucho bien a tu salud y es delicioso.

(Con información de GastroLab, Efe Salud y MedlinePlus)

Para aprender más de...Las 7 bebidas más saludables para iniciar el día y que no son café

1- Café de todas las mañanas
El café es la bebida mañanera por excelencia. Casi como un ritual, muchos sienten que no pueden iniciar el día sin su buena taza de café y aunque es saludable para muchos, a otros les causa ansiedad, nerviosismo o problemas estomacales. Te damos 7 alternativas al café mañanero.
2- Té matcha
El matcha es un tipo de té verde que se elabora cociendo al vapor, secando y moliendo las hojas de la planta Camellia sinensis hasta obtener un polvo fino. Por esta razón, su concentración de antioxidantes en mayor, siendo una de las mejores bebidas para cuidar la salud, sobre todo bajar de peso y reducir la presión arterial, dice Healthline.
3- Leche dorada
La leche dorada es un delicioso sustituto del café sin cafeína. Esta bebida contiene especias vigorizantes como el jengibre, la canela, la cúrcuma y la pimienta negra, así como el cardamomo, la vainilla y la miel. Gracias a esto, es una potente bebida antiinflamatoria, explica Healthline.
4- Agua con limón
El agua de limón es una gran forma de empezar el día. No tiene calorías ni cafeína y proporciona una amplia dosis de vitamina C, que es vital para el sistema inmune, proteger la piel del sol y crear colágeno, dice Healthline. Puedes prepararla añadiendo medio limón a una taza de agua fría.
5- Yerba mate
La yerba mate es una infusión con cafeína natural elaborada a partir de las hojas secas del acebo sudamericano llex paraguriensis, según Healthline. Esta bebida tiene un contenido similar de cafeína a una media taza de café. Tiene antioxidantes, riboflavina, tiamina, fósforo, hierro, calcio y vitaminas C y E.
6- Té chai
El té chai es un tipo de té negro mezclado con hierbas y especias fuertes. También tiene un buen nivel de cafeína, aunque menos que el café. Está elaborado a partir de la planta Camellia sinensis. Tiene propiedades antioxidantes y su consumo se asocia con menor riesgo de enfermedades cardíacas, según Healthline.
7- Kombucha
La kombucha se elabora fermentando té negro con bacterias, levadura y azúcar. Tras la fermentación, la kombucha contiene probióticos, ácido acético y antioxidantes, todos los cuales pueden tener beneficios para la salud, explica Healthline.
8- Vinagre de manzana
El vinagre de sidra de manzana (ACV) se elabora mediante la fermentación de manzanas trituradas con levadura y bacterias. Este proceso produce un compuesto llamado ácido acético, que puede tener efectos beneficiosos sobre la sensibilidad a la insulina y los niveles de azúcar en sangre, según Healthline.