Queda claro que el desayuno es la comida más importante del día, pero ¿sabías que también hay una comida más importante para el desayuno?

El desayuno te puede ayudar a cargar de combustible de tu cuerpo para tener un día más productivo, frenar tus antojos e incluso te puede ayudar a perder peso, esto es, claro, si llevas una alimentación saludable

Desayunar una guajolota, un muffin de chocolate o tacos de canasta también son comida y pueden funcionar como desayuno, pero realmente no son del tipo que te ayudan a bajar de peso, todo lo contrario, te hacen aumentar. 

El desayuno que te ayuda a bajar de peso y quemar calorías todo el día 

El desayuno ideal consta de un carbohidrato que te deje saciada. Pero recuerda que no todos los carbohidratos son iguales, existen los simples y los complejos. Los primeros son aquellos como panques o pan dulce que elevan rápidamente los niveles de azúcar en sangre y luego se bajan, dejándote cansado y con más antojos. 

(Foto: Especial)

Los carbohidratos complejos son ricos en fibra, por lo que te dejan saciado y quemando calorías todo el día. ¿Entonces cuál es el desayuno ideal? ¿El campeón de campeones? 

La avena es uno de los mejores, sino que el mejor desayuno que puedes comer en la mañana. Un plato hondo de avena está repleto de proteína y fibra, además de que su textura medio pegajosa te hace comer lento, lo que te hace llenarte rápido. 

La avena es un carbohidrato complejo que te deja lleno de energía, que pone a funcionar a tu metabolismo, que te hace quemar calorías, que reduce tus antojos de azúcar y te provoca movimientos intestinales más frecuentes.

Estos son algunos de los beneficios de comer avena diariamente: 

  • Aporta fibra. De hecho, 30 gramos de avena aportan al 10% de la fibra requerida al día
  • También brinda proteína, zinc, e incluso calcio
  • Cada 30 gramos de avena contienen entre 19% y 29% de vitamina B1 (tiamina)
  • Su aporte calórico es de 116 calorías por cada 30 gramos
  • Cuando es de grano entero, aporta vitamina E y otros antioxidantes, como fenólicos, flavonoides y avenantramidas (que son exclusivas de la avena)

Para preparar este desayuno, solo necesitas: 

  • Media taza de hojuelas de avena natural sin azúcar
  • Añade fruta picada como fresas, moras azules, plátano o papaya
  • Añade nueces o almendras 
  • Agrega unas chispas de chocolate oscuro o una cucharada de crema de maní orgánica
  • Si quieres más nutrientes, agrega quinoa, yogur o leche vegetal

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Healthy)