Meterse el dedo a la nariz no es de los actos más finos que tenemos como especie. Aunque está normalizado en la infancia, aún así resulta una acción castigada por la sociedad y con buena razón. 

Sacarse los mocos no solo es asqueroso sino que también puede poner en riesgo la salud. La consecuencia más inmediata es provocar un sangrado nasal pero, a la larga, esta práctica se ha relacionado hasta con enfermedades neurológicas. 

Sacarse los mocos no solo es asqueroso, también te da Alzheimer

De acuerdo con un profesor universitario especializado en el campo de la neurología, hurgarse la nariz podría dejar consecuencias neurológicas. 

El profesor James St. John, director del Centro Clem Jones de Neurobiología e Investigación de Células Madre de la Universidad Griffith en Queensland, Australia, se hizo viral en Tik Tok cuando compartió un video explicando el grave riesgo de picarse la nariz

El doctor dijo que no es una buena idea hurgarse la nariz o arrancarse el vello de la nariz, sobre todo si uno no quiere contraer la enfermedad de Alzheimer, que es el tipo de demencia más común en el mundo. 

Señaló que si se daña el revestimiento de la nariz mientras alguien escarba su nariz, esto puede aumentar la cantidad de bacterias que tienen acceso al cerebro. ¿Pero qué tiene que ver el Alzheimer con las bacterias si todos sabemos que su causa es la acumulación de una proteína beta amiloide?

(Foto: Especial)

Picarse la nariz puede llevar a bacterias en el cerebro 

El profesor St. John hizo referencia a un artículo publicado por su universidad en el que se habla sobre un estudio que encontró que existen algunas bacterias que pueden contribuir al desarrollo de Alzheimer. 

Dicha investigación descubrió que la bacteria Chlamydia penumoniae, que es una bacteria que causa enfermedades respiratorias como bronquitis y neumonía,  tiene la capacidad de invadir el cerebro a través de los nervios de la cavidad nasal. 

Después de penetrar en el sistema nervioso central, las bacterias reaccionan y en cuestión de días depositan proteína beta amiloide, que es una de las causas más importantes de la enfermedad de Alzheimer. 

El estudio encontró que semanas después de que la bacteria había ingresado al cerebro, se activaron muchas de las vías genéticas que están involucradas en el desarrollo de ese tipo de demencia. 

(Foto: Especial)

Ya no te saques los mocos,  mejor suénate la nariz 

Se sabe que las células de la nariz cumplen una función importante como un sistema de defensa contra virus y bacterias que causan enfermedades respiratorias. Pero si dichas células se dañan debido a que nos hurgamos la nariz, entonces estamos dando rienda suelta a que nos invadan los patógenos. 

Durante mucho tiempo se ha especulado que los virus y bacterias pueden provocar neuroinflamación y facilitar el desarrollo de Alzheimer. Aunque es verdad que las bacterias por sí solas no pueden causar esta enfermedad, sino más bien se trata de una serie de eventos como una predisposición genética y la bacteria. 

El profesor St- John explicó que una vez que el revestimiento de la nariz se ha lastimado y que la bacteria ingresa al nervio olfativo, solo es cuestión de días para que llegue al cerebro y cause los estragos ya mencionados. Así que ahora ya sabes  por qué no debes sacarte los mocos

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Clarín)