¿Crees que cambias tu personalidad dependiendo del ambiente en el que te encuentres? ¿Con tu familia eres de una manera y con tus amigos de otra? Por un reflejo instintivo y de supervivencia, todos nos comportamos diferente de acuerdo con el entorno en el que nos encontremos.

Para esto usamos lo que en psicología se conoce como máscaras de personalidad, que permite esconder el verdadero ser de otros, a veces las usamos para encajar en un grupo de personas y a veces como un mecanismo de defensa para ocultarnos.  

¿Qué son las máscaras de personalidad y cuál usas tú?

Enmascarar tu personalidad significa que tomas medidas para ocultar quién eres realmente ante los demás en las interacciones sociales, laborales o personales. Existen cuatro formas de enmascarar tu personalidad

(Foto: Especial)

  • con palabras
  • con expresiones faciales
  • con lenguaje corporal
  • con acciones

Mientras que las máscaras pueden servir como una barrera de protección para tu autoestima, también pueden provocar: 

  • estrés
  • ansiedad
  • depresión
  • agotamiento

Estos son los once tipos de máscaras de la personalidad

(Foto: Especial)

  1. La máscara del mártir o la víctima: La máscara de mártir o víctima no acepta la culpa para proteger su autoestima.
  2.  La máscara del bully: Si tienes dudas sobre ti mismo o has sufrido abusos, es posible que recurras al acoso como forma de alejar a la gente.
  3. La máscara del humor: Las personas pueden utilizar el humor para evitar que los demás se rían de ellas o para ocultar sentimientos de tristeza.
  4. La máscara de tranquilidad: Las personas que siempre están calmadas en todas las situaciones puede que lleven esta máscara para reprimir las emociones.
  5. La máscara del triunfador: Si llevas esta máscara, es posible que busque la perfección como una forma de obtener aceptación y elogios por hacer las cosas a la perfección. 
  6. La máscara del autocrítico: Aunque lo hagas en broma, criticarte y hablar mal de ti mismo es un mecanismo de defensa destinado a proteger a la persona de las burlas o las heridas.
  7. La máscara evitativa: La máscara evitativa consiste en replegarse sobre sí mismo por miedo al rechazo y a que juzguen sus errores.
  8. La máscara controladora: Si utilizas esta máscara, intentas controlar todo lo que te rodea para alcanzar una sensación de seguridad.
  9. La máscara de agradar a la gente: Tu autoestima depende de la aceptación de los demás. A menudo haces hasta lo imposible para asegurarte de que las personas que te rodean son felices.
  10. La máscara socializadora: Utilizas tu capacidad de hablar con facilidad a otras personas para enmascarar tu inseguridad. Aunque tengas muchos conocidos, es posible que no tengas muchos amigos porque evitas que te conozcan a profundidad.
  11. La máscara conformista: Buscas seguir lo que hacen los demás a tu alrededor. Estás desesperado por ser aceptado y seguirás lo que otros hacen para pertenecer. 
  12. Recuerda que independientemente de la causa directa o la motivación, las máscaras de personalidad te ayudan a proteger tu verdadero yo de daños emocionales y que ocurran cosas que te reduzcan la autoestima.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Psychcentral)