¿Alguna vez te has preguntado qué ven las personas en sus últimos minutos de vida? Elementos de la Universidad de Nueva York encontraron que las personas recuerdan experiencias de muerte durante la reanimación cardiopulmonar (RCP) en una muerte lúcida.

De acuerdo con los expertos, pudieron detectar ondas cerebrales rítmicas, lo que sugiere experiencias cercanas a la muerte.

¿Qué es la muerte lúcida que ven los pacientes durante el RCP?

Si crees que nadie recuerda lo que vio durante sus últimos minutos de vida, estás equivocado. Los elementos de la Universidad de Nueva York encontraron que 1 de cada 5 personas que sobreviven al RCP después de un paro cardíaco pueden relatar experiencias lúcidas que se presentaron mientras aparentemente estaban sin consciencia y al borde de la muerte.

La investigación sobre muerte lúcida involucró a 567 personas en Estados Unidos y Reino Unido cuyo corazón se detuvo mientras estaban hospitalizadas y que recibieron RCP entre mayo de 2017 y marzo de 2020.

En palabras de los expertos, la gente que vivió después del RCP reportó haber tenido experiencias lúcidas únicas, incluyendo:

  • una percepción de separación del cuerpo
  • ver eventos sin angustia ni dolor
  • un análisis importante de la vida, que involucraba lo que habían hecho, la intención que tenían y lo que pensaban de los demás

“Dichas experiencias en la muerte lúcida son distintas a lo que se ve con delirios, alucinaciones, sueños, ilusiones o la conciencia inducida por RCP”, explican los elementos de la Universidad de Nueva York.

Lo sorprendente para ellos no fue solo que los pacientes recordaran experiencias y la muerte lúcida, sino que pudieron ver picos de actividad en el cerebro, incluyendo ondas gamma, delta, theta, alfa y beta hasta 60 minutos después de la RCP.

“Algunas de estas ondas cerebrales normalmente se presentan cuando la gente está consciente y lleva a cabo funciones mentales superiores”, resaltan los elementos de dicha institución educativa.

Concluyen que a pesar de que las investigaciones actuales sobre la muerte lúcida no han podido probar absolutamente la realidad o el significado de las experiencias que dicen vivir los pacientes y sus afirmaciones de conciencia en relación con el fallecimiento, tampoco se han podido negar.