Seguramente en más de alguna ocasión has sentido que no encajas en algún grupo. Los expertos dicen que este es un proceso relativamente normal, por el cual todos atravesamos alguna vez en nuestra vida, pero es importante saber reconocer las causas para poder remediar ese sentimiento negativo y que no nos afecte a largo plazo.

(foto: unsplash)

¿Qué es el sentido de pertenencia?

El Blog de Consejería de Harley Therapy explica que pertenecer o “encajar”, es sentirse parte de un grupo social, que puede ser familia, trabajo o amigos.

Como los humanos somos seres sociales por naturaleza, el sentido de pertenencia o encajar con otras personas forma parte de nuestras necesidades sociales, por lo que podríamos percibir que existe un problema si sentimos que no estamos logrando pertenecer a algo.

Según algunos psicólogos, el sentido de pertenencia también podría ayudarnos a crear seguridad en nosotros mismos, y apoyaría en nuestro crecimiento y desarrollo como personas.

(foto: unsplash)

¿Por qué sentimos que no encajamos?

Desde la perspectiva de varios expertos, la sensación de “no encajar”, en realidad puede tratarse de un sentimiento de búsqueda personal, donde intentamos cuestionarnos qué somos, qué queremos, y cómo podemos mostrarlo al mundo, y si es que en realidad lo estamos logrando, y si las personas que nos rodean nos están aportando para ello.

Es por esta razón que los psicólogos señalan que la sensación de “no encajar” o no pertenecer a ningún grupo puede ser algo relativamente normal en el desarrollo de las personas, principalmente durante la etapa de la adolescencia, que es la etapa donde nos estamos buscando a nosotros mismos.

Sin embargo, no solo podemos sentirnos así durante la adolescencia. Una falta de sentimiento de pertenencia también puede surgir cuando:

  • Cambiamos de medio y ambiente (escuela, casa, trabajo).
  • Estamos en un medio donde nuestras ideas, valores y creencias no son iguales a las del resto.
  • Consideramos que algo no está bien con nosotros mismos o nuestro entorno, y debemos cambiarlo.

En parte, la mejor manera de encontrar la causa (y también la solución), es realizar un análisis introspectivo, donde seamos conscientes de quiénes somos (con virtudes y defectos), y nos cuestionemos qué queremos, cómo nos estamos relacionando con los otros, y si esos otros están aportando positivamente en lo que queremos lograr.

(foto: unsplash)

7 razones por las cuales sentimos que no encajamos

Los motivos de sentir que no encajamos pueden ser muchos, y según los expertos en psicología, puede que en realidad este sentimiento negativo sea resultado de una combinación de causas, y no por una sola razón.

Algunas de estas causas pueden ser resultado de:

  • Tu forma de mostrarte ante el mundo y tu relación con este.
  • La forma en que son las personas.
  • Una falta de compatibilidad entre tu entorno y tu persona.

Eso sí, debes recordar que sentirse ajeno o que “no encajamos”, no es motivo para reprochar, ni a uno mismo, ni a otros, y tampoco para sentirse culpable.

A continuación, te explicamos a detalle algunas causas por las cuales podrías pensar o sentir que no encajas con otros:

(foto: unsplash)

1.Existen cambios, en tu persona y tu entorno.

Las cosas nunca son iguales, y es probable que conforme los años pasaran, tus percepciones e ideas de lo que quieres, sean diferentes, y también pasa igual con otras personas.

Si de pronto sientes que ya no encajas con tus amigos de toda la vida, que no te diviertes o no te sientes tan cómodo como antes, seguro se debe a que ambas partes han cambiado, y sus intereses ya no son los mismos que antes, y probablemente tampoco complementarios.

2. No te estás expresando correctamente.

Si alguna vez has sentido que no encajas porque no consideran lo que tú también quieres, quizás sea momento de cuestionarte si realmente te estás comunicando de forma adecuada.

Quizás, explica un artículo de A Conscious Rethink, no estás comunicando tus pensamientos y deseos de manera clara y precisa, ni tus necesidades, por lo que la respuesta que obtienes de los otros podría ser completamente diferente a lo que esperas o quieres. 

3. Puedes sentirte estancado.

En ocasiones, la falta de evolución en las relaciones sociales puede hacerte sentir estancado, ya que existe la probabilidad de que tengas la sensación de que esas relaciones no te están aportando nada para alcanzar lo que quieres lograr en la vida.

(foto: unsplash)

4. Puedes tener algún problema de salud mental

Como explica el Blog de Consejería de Harley Therapy, existen algunos problemas de salud que podrían hacerte sentir como si no pertenecieras o como si estuvieras fuera del grupo, pues llegar a generar la sensación de vergüenza, de que no somos suficientes o que no somos iguales y eso es malo.

La ansiedad, la depresión, los desórdenes de personalidad, el TDAH, así como el espectro autista, podrían ser algunas de las causas por las cuales te sientes diferente y ajeno.

5. Te fuerzas a realizar las cosas

Ya sea que te presiones para actuar de cierta manera, o que te obligues a realizar planes que no son de tu agrado solo para poder “pertenecer”, es probable que termines cuestionándote porqué lo haces y porqué estás ahí, lo que te llevaría a sentir molestias internas y sentir que en realidad no perteneces.

Según explica un artículo de Psicología y Mente, este tipo de comportamientos podría derivar en que abruptamente tomemos la decisión de distanciarnos, y corremos el riesgo de aislarnos.

(foto: unsplash)

6. No has encontrado a tu grupo

Como explica un artículo de Mundo Psicólogos, en muchos casos puedes tener ambiciones, metas y deseos que pueden ser completamente diferentes a los que tienen las personas con las que te relacionas.

Es probable que no compartan las mismas formas de pensar o de ver la vida, o que se preocupen por temas diferentes, lo que podría despertar la idea de que en realidad no encajas o no perteneces a dicho grupo.

7. Tienes un diálogo negativo contigo mismo

En ocasiones, la forma en que nos tratamos a nosotros mismos también influye en la manera en que nos relacionamos con otras personas. Los pensamientos negativos pueden presentarse como un diálogo interno en el que nos decimos a nosotros que no encajamos porque no somos como los demás o porque no nos quieren.

Para solucionarlo, es necesario que comiences a cambiar tu actitud, que busques tus virtudes, tus puntos positivos, y lo que tienes para ofrecer al mundo y a los otros; pensar bien de ti, poco a poco podrá ayudarte a ir diluyendo y desapareciendo el pensamiento de que no perteneces al grupo.

(Con información de: Psicología y Mente, La Mente es Maravillosa, Mundo Psicólogos, A Conscious Rethink, Harley Therapy Counselling Blog.)