Médicos han colocado un primer implante para tratar la depresión con estímulos en el cerebro, y se trata también del primer avance en los últimos 20 años para tratar esta condición crónica que afecta gravemente la vida de las personas, alejándose de los métodos convencionales, como las pastillas.

(foto: freepik)

Un implante para tratar la depresión

La empresa de neurotecnología Inner Cosmos, instalada en Estados Unidos, ha hecho un nuevo avance en cuanto al tratamiento para la depresión, proponiendo que esta puede ser tratada incluso utilizando un implante en el cráneo, que funcionaría como una “píldora digital”.

Este implante, que tiene la intención de estimular el cerebro por medio de pulsos eléctricos, ya ha sido colocado en el cráneo de un primer paciente con depresión, en St. Louis, Misuri, cuya prueba tendrá una duración de un año.

 Eso sí, se espera que para este febrero, se realice una nueva prueba y se realice un nuevo implante en otro paciente, ya que han recibido la validación de la FDA para hacerlo, por lo que la empresa tiene la esperanza de poder intentarlo en más pacientes más adelante.

(foto: twitter)

¿Cómo funciona este implante?

La intención de este implante craneal, es la de estimular el cerebro, específicamente la corteza prefrontal dorsolateral izquierda, una región cerebral involucrada en funciones como la memoria, las funciones motoras y el razonamiento abstracto, y que es afectada por la depresión.

Para instalar este dispositivo, explican los involucrados, se requiere de una operación de corta duración (30 minutos) y poco invasiva, ya que se hace una abertura en el cuero cabelludo, y posteriormente el implante se desliza debajo de la piel.

Una vez instalado (del lado izquierdo de la cabeza), el cerebro sería estimulado por medio de pulsos eléctricos cortos y pequeños, que se realizarían una vez al día, durante 15 minutos, de forma diaria

Eso sí, hay que aclarar que para que este dispositivo pueda funcionar de manera adecuada, se conforma de dos partes esenciales:

  • La “píldora digital”, que será responsable de mandar los impulsos eléctricos.
  • Una “cápsula de prescripción”, que consistirá en un dispositivo colocado en el cabello de las personas, y que funcionará para dar energía al implante.

(foto: twitter)

Se espera que este sea un tratamiento efectivo y útil

Los involucrados, aseguran que este trasplante de electrodos en el cráneo, que es del tamaño de una moneda, podría ser lo suficientemente útil para tratar la depresión y dejar de lado el uso de las típicas pastillas antidepresivas.

“Creemos que la píldora digital puede aliviar las vidas de quienes sufren (de depresión) y eventualmente avanzar a otros trastornos”, comentó a Express.co.uk el CEO de Inner Cosmos, Meron Gribetz.


Eso sí, la empresa ha aclarado que hay algunas cosas interesantes a destacar sobre este implante para tratar la depresión, que aunque no son malas, trabajarán en ellas para obtener mejores resultados:

  • Es este implante de momento se utilizará solo en pacientes con depresión grave, pero se espera que posteriormente pueda atenderse a otros grupos de personas.
  • Se tiene la expectativa de que a futuro, puedan hacer un implante de menor tamaño, que ofrezca la misma funcionalidad.
  • También puede ser útil para llevar un registro de los posibles cambios eléctricos o emocionales, ya que el dispositivo puede conectarse a una aplicación móvil, con lo que podría verificarse la efectividad o el avance del tratamiento.

(Con información de: Unilad, Inner Cosmos, Express.Co.Uk, Muy Interesante.)