El estrés laboral es una problemática de salud mental que aumenta día a día, y que afecta a gran cantidad de personas a nivel mundial. ¿Qué enfermedades puede causar? Te lo decimos. 

Aunque pudiera parecer no tan grave de primera cuenta, la realidad es que si no se trata a tiempo, el estrés laboral puede causar otros problemas de salud, como enfermedades del corazón o adicciones.

(foto: unsplash)

¿Qué es el estrés laboral?

Si bien el estrés laboral ha estado siempre presente, se ha visto un aumento significativo en la última década, y se estima que pueda ir creciendo. 

En México, el IMSS informa que el 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, estando por encima de países como Estados Unidos y China.

El estrés laboral es un tipo de estrés que se produce por una carga y presión laboral, llega a provocar un estado mental y físico saturado, que puede repercutir en el trabajo, pero también en el ámbito personal.

La EU-OSHA (agencia de información de la Unión Europea responsable en materia de seguridad y salud en el trabajo), indica que el estrés laboral es experimentado cuando las demandas en el ámbito laboral superan la capacidad que la persona trabajadora tiene para poder controlarlas.

Este problema se identifica cuando hay tensión física y psicológica, que surge cuando hay una serie de factores desencadenantes importantes, muy significativos y que no pueden ser resueltos fácilmente por el trabajador. 

Estos factores desencadenantes, menciona el Observatorio de Riesgos Psicosociales, se denominan estresores, y son todas las condiciones que están presentes en el área laboral, su organización y entorno social, que pueden afectar física, mental o socialmente al empleado. 

(foto: unsplash)

Las consecuencias:  5 enfermedades más comunes por estrés laboral constante

Cuando el estrés laboral es crónico, es decir, que dura mucho tiempo y no es tratado, y mucho menos llega a resolverse, puede representar un importante riesgo para la salud.

Por un lado, puede agravar condiciones de salud que el trabajador ya tenga, pero se ha visto que puede desencadenar otros, que la OMS indica pueden ser:

  • Depresión y ansiedad. Aunque estos padecimientos pueden detonarse por muchas razones, se ha visto que el estrés laboral crónico (burnout), está vinculado a la depresión, debido a la desilusión y el agotamiento emocional.
  • Alteraciones cardiovasculares. El estrés constante aumenta la presión arterial y la inflamación en el cuerpo, además de alterar los ritmos del corazón; y por si fuera poco, aumenta los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Problemas en músculos. Es común que las personas que están muy estresadas tengan dolores en espalda y cuello que no se eliminan fácilmente, pero pueden sufrir dolor en otras zonas, esto debido a la tensión constante de los músculos.
  • Cambios en el metabolismo. Ya que el estrés altera el apetito y el hambre (reduciéndolo o aumentándolo), estos cambios producen un retraso en la digestión y se alenta el metabolismo.
  • Alcoholismo y otras adicciones. Usualmente las personas que están estresadas consideran que el alcohol y otras sustancias pueden funcionar como rutas de escape.

Además, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indica que otras consecuencias a largo plazo del estrés laboral, pueden ser:

  • Reducción de la productividad.
  • Disminución de la calidad de vida.
  • Problemas familiares.

(Con información de: Observatorio de Riesgos Psicosociales de la Unión General de Trabajadores de España, Instituto Mexicano del Seguro Social, El Economista)