El doctor Gustavo Esteban Lugo Zamudio creció en una zona suburbana de Hidalgo y los servicios de salud a los que él, su familia y allegados tenían acceso eran limitados. Esa experiencia le permitió reconocer un área de oportunidad que formalizó cuando decidió estudiar la carrera de medicina. 

Conforme fueron pasando los años, el doctor Lugo confirmó su vocación y vio reflejado en aquellas enseñanzas todo lo que él siempre quiso hacer. En la actualidad, el doctor Lugo se desempeña como Director General del Hospital Juárez de México (HJM).

Fundado en 1847 tras la guerra con Estados Unidos, hoy el HJM es uno de los hospitales más antiguos y reconocidos del país. En el momento de su fundación, el hospital contaba con apenas 60 camas. Antes de la pandemia, se daban 250 mil consultas y se realizaban alrededor de 15 mil cirugías al año, 70% de ellas de alta complejidad.

(Foto: Doctor Esteban Lugo Zamudio)

Previo a su elección como actual director, se desempeñó como director médico, jefe de la División de Medicina y jefe de la División de Reumatología, de la que además es fundador. 

El doctor se formó como médico internista y posteriormente como reumatólogo, además cuenta con un diplomado en Gestión y Liderazgo en Servicios de Salud por la UNAM y otro de la Escuela de Salud Pública de Berkeley, así como una maestría en Dirección Estratégica en Salud por la Universidad Internacional Iberoamericana.

El director del HJM también es miembro de la Academia Mexicana de Cirugía, del Sistema Nacional de Investigadores, del Colegio Mexicano de Reumatología, A.C., y de la Sociedad Mexicana de Medicina Interna, A.C.; profesor titular y fundador del curso de posgrado de Reumatología del Hospital Juárez de México y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

(Foto: Especial)

"Un reto: aprender a trabajar con las deficiencias del sistema de salud mexicano"

Cuando se le pregunta al doctor acerca de por qué le apasiona la medicina, él encuentra tres razones. La primera es porque es una profesión que brinda un servicio vital para los seres humanos, que es la salud; la segunda es porque es un área que le ha permitido dar respuesta a muchas inquietudes, además de que la investigación le apasiona; la última pero no menos importante, es que la medicina es un campo que permite formar grandes conexiones con las personas

A pesar de la larga carrera y el campo de conocimiento que tiene el doctor Lugo, uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado en su carrera es justamente saber reconocer que “uno no lo sabe todo”, explica. Se trata de ser honesto con uno mismo y aceptar cuando se necesita de otro especialista para resolver un problema, añade.

Eso es quizás lo fundamental para hacer el menor daño y buscar el mayor beneficio

(Foto: Especial)

Los doctores también deben saber cómo gestionar recursos 

Otro gran reto a superar como médico es aprender a trabajar con las deficiencias de infraestructura que tiene el sistema de salud mexicano. Es un tema que el doctor se ha dedicado a mejorar durante su carrera y con el que, a pesar de todo, siempre trata de dar la mejor atención a sus pacientes y colegas. 

Si bien es cierto que existen esas carencias, el doctor Lugo considera que también juega un papel importante que el médico se dé cuenta de lo que hace falta y lleve a cabo una gestión para promover que haya cambios operativos que puedan mejorar los resultados. 

En ese sentido, el director del HJM considera que una de las debilidades del sector de salud es que muchas veces los doctores no tienen conocimiento acerca de qué recursos pedir, cuáles son los mejores y más necesarios y cómo pedirlos.  

“Es muy común que se diga “no puedo hacer nada” pero yo creo que hay mucho que se puede hacer en medicina y ese es uno de los retos que uno tiene como médico: saber encontrar las estrategias para poder dar al paciente el mejor resultado”, dice el doctor Lugo.

(Foto: Especial)

Enfermedades emergentes y reemergentes, un reto para los doctores

Un tercer reto muy actual al que se enfrenta el director del HJM y la comunidad científica a nivel global, es comprender qué está pasando en el mundo con las enfermedades emergentes o reemergentes y tratar de dar respuesta a miles de preguntas que surgen al respecto.

Uno de los principales retos es tratar de encontrar una manera de accionar ante evidencia de nuevos procesos que están resurgiendo o están cambiando su forma de expresión

Estos dos últimos años han estado marcados por la incertidumbre ante diversas enfermedades que se acumulan una tras otra. El coronavirus, la hepatitis infantil aguda y la viruela del mono y sobre esto, hay muchas hipótesis de su aparición en la población.

En ese sentido, el doctor Lugo opina que en la actualidad se comparte mucha más información de enfermedades en distintas partes del mundo en tiempo real, lo que puede hacer parecer que hay más padecimientos o más casos. 

Pero también, dice, la historia de la medicina ha mostrado que hay épocas en las que hay enfermedades que emergen, repuntan o los individuos reaccionan diferente ante los padecimientos. De tal forma que el repunte de enfermedades se puede determinar por cambios en las condiciones ambientales, económicas, nutricionales o migratorias. 

(Foto: Especial)

El Hospital Juárez de México, con una de las mejores sobrevidas en cáncer

Las mayores satisfacciones del doctor Lugo tienen que ver siempre con la atención al paciente y las historias de éxito. Al respecto menciona un programa del Hospital Juárez en el Servicio de Neonatología en el que hay un grupo de “guerreros” que son personas que nacieron de forma prematura y con diversos riesgos y que se reúnen una vez al año ahora que ya son profesionistas o incluso padres de familia. 

En el área de oncología el doctor se enorgullece de que el hospital tenga una de las mejores sobrevidas tras el diagnóstico de cáncer. Otra parte importante del hospital es que se atienden emergencias obstétricas en las que tanto la madre como el bebé están en un alto riesgo. “Somos una referencia en eso”, dice el doctor

El doctor también se enorgullece de que en el hospital se lleven a cabo trasplantes renales y de córnea y próximamente se realicen trasplantes de médula ósea y de hígado.

El especialista también se enorgullece de los trabajos de investigación que se realizan en el hospital y que gracias a ello, en la actualidad se está llevando a cabo una investigación para crear patentes de prótesis

Ya tenemos un primer prototipo y quizás en los siguientes meses podamos ver los primeros frutos

(Foto: Especial)

La primera paciente del doctor hoy trabaja junto a él en el hospital

De forma específica, una historia que marcó al doctor Lugo fue su primera experiencia como reumatólogo en el HJM. Él empezó a ver a una paciente de 6 años con lupus eritematoso, una enfermedad autoinmune que ataca por error al tejido sano y afecta las articulaciones, la piel, los riñones y otros órganos, no tiene cura y en ocasiones causa la muerte en los pacientes de menor edad.

El doctor explica que un diagnóstico de lupus eritematoso a esa edad implica un desenlace difícil, inclusive hay personas cuya sobrevida es de 20 años y otras que no pueden tener hijos. En el caso de su paciente, el doctor Lugo comenzó los tratamientos de inmediato y hoy, ella tiene más de 40 años, con hijos y que además trabaja en el comedor del Hospital Juárez de México

(Foto: Especial)

Para estudiar y ejercer medicina, tiene que haber pasión

Para las personas que quieren estudiar medicina o que ya lo hacen, el doctor Lugo les dice primero que la medicina es una carrera para toda la vida pues requiere estar en constante actualización de los conocimientos.

En segundo lugar les aconseja que si la atención a la salud es algo que les apasiona, “tienen que llevar la pasión al extremo y dar sus horas y su tiempo para obtener un gran conocimiento”. Aun así, el doctor reitera que su profesión es una con muchas satisfacciones “sobre todo en la parte humana”, dice.

“En medicina una de las primeras cosas (que se aprenden) es el juramento hipocrático “no hacer daño” y la otra es saber que siempre hay algo que hacer, por más difícil que se vea el panorama”, indica el doctor Lugo

Por último, el doctor Lugo quiere dejar claro a la población que “tenga certeza de que los servicios públicos de salud de este país son de alto nivel comparados con muchos lugares del mundo y que estos hospitales (como el HJM) están para el servicio de los pacientes y cualquiera se puede atender ahí o se les puede brindar orientación”. 

SIGUE LEYENDO: