Una de las señales de que hay enfermedades respiratorias en niños no se encuentra en la nariz, sino más arriba: en los oídos.

Muchos padres no se fijan en esta región del cuerpo cuando sus hijos les dicen que se sienten mal, pero durante la conferencia de prensa “Señales de alerta para acudir al médico”, los expertos explicaron cuáles son los signos a tener en cuenta.

Enfermedades respiratorias en niños: ¿En qué me debo de fijar?

El doctor Francisco Javier Saynes Marín señaló durante el evento que existen factores de riesgo para presentar complicaciones respiratorias y uno muy importante es la edad:

“Personas adultas mayores de 60 años y niños y niñas menores de 5 años tienen un mayor riesgo de estos problemas de salud”, indica.

Además de la edad hay otros como:

  • Diabetes
  • Insuficiencia renal crónica
  • Obesidad
  • Cardiopatías congénitas o adquiridas
  • Hipertensión arterial
  • Hepatopatía crónica
  • Condiciones neurológicas o del neurodesarrollo
  • Enfermedades respiratorias crónicas como EPOC o asma
  • Cáncer y enfermedades hematológicas
  • Inmunocomprometidos por tratamiento o enfermedad
  • Personas con VIH
  • Embarazo (en cualquier etapa)
  • Enfermedad respiratoria de presentación rápida progresiva
  • Personas que vivan en comunidades aisladas

“Existen motivos no urgentes pero que requieren valoración”

El doctor Saynes explica que hay condiciones que no son consideradas de urgencia, pero que no se deben pasar por alto y lo mejor es recibir una valoración médica.

“Si hay confusión, dolor de cabeza, rigidez de cuello o ambos, petequias (manchas pequeñas en la piel), hipotensión arterial, respiración rápida o frecuencia cardíaca acelerada o dificultad respiratoria se requiere valoración de un doctor, pues son motivos de consulta urgentes”, señala.

Pero hay una condición que se suele pasar por alto y es el malestar en el oído.

“Uno de los datos de alerta son las complicaciones en el oído: escurrimiento de líquido, vértigo o sordera son datos de alerta en las enfermedades respiratorias”, concluye.