Debes saber que el 40% o bien 4 de cada 10 adolescentes los cuales forman parte de la generación millenial, tienen al menos un tatuaje en su cuerpo. Aunque la idea de un cambio permanente en la apariencia de tu hija o hijo te escandalice, requieres familiarizarte con el tema de los tatuajes.

De modo que para estar preparada o preparado es bueno que sepas a qué edad está permitido que los adolescentes se realicen su primer tatuaje y algunas recomendaciones que debes o deben de seguir para elegir un tatuador.

De igual forma a lo que ocurre con el teléfono celular, llegará un momento en el que tu hijo o tu hija te preguntará por la posibilidad de hacerse un tatuaje o unos tatuajes.

Algunos padres de familia no ceden y no respetan la decisión de sus adolescentes mientras que otros en cambio, los llevan de modo que no dudarán en darles permiso y los hacen conscientes de que se arrepientan de lo que no hagan, pero que sus acciones traen consecuencias.

¿Cuál es la edad mínima para hacerse un tatuaje?

Autoridades de salud a través de sus informes ha emitido el hecho de que está prohibido tatuar a menores de 18 años de edad sin el consentimiento informado de sus padres o tutores.

Sin embargo, es posible que los adolescentes se realicen un tatuaje siempre y cuando tengan un consentimiento de los padres y que vaya acompañado de estos. De hecho, deberán presentar en México su credencial para votar, mientras que otros países su documento nacional de identidad, DNI, el cual avala la mayoría de edad.

Médicos especialistas han determinado que la edad mínima para hacerse un tatuaje son los 16 años de edad y esto es porque si llega a hacerse antes podría presentar complicaciones tanto en sangre como en el área que se realizó el diseño.

Cada adolescente tiene un desarrollo celular y de crecimiento completamente diferente, la aguja y las tintas utilizadas son asimiladas por el organismo de diferente forma.

El por qué esa edad es fácil de entender, hacerse un tatuaje mientras se crece podría significar tener un diseño que se deforme o se desvanezca con los años.

Es muy importante, por tanto, si el adolescente se encuentra decidido, que espere al menos a los 16 años de edad y que pueda contactar, así como contar con un artista competente que sepa aconsejarle.

Foto: Canva

¿Cómo elegir el salón o estudio de tatuajes?

La elección debe hacerse no solamente sobre la cartera de obras realizadas y diseños genuinos. El estudio debe estar dentro del reglamento sanitario y tu tatuador debe tener el permiso del establecimiento:

  • Guantes.

Deben usarse durante cada procedimiento y deben cambiarse con frecuencia, es decir, deben quitarse y reemplazarse cuando su artista toca algo que no sea usted o su equipo.

  • Agujas desechables.

Todas las agujas deben estar preenvasadas y esterilizadas y ser de un solo uso. Por lo tanto, deben desecharse correctamente, en bolsas de riesgo biológico y contenedores para objetos punzocortantes.

  • Vasos de tinta desechables.

Las tintas utilizadas en los tatuajes deben colocarse en un vaso desechable y luego desecharse. La tinta nunca debe tomarse directamente de la botella de origen primario ni devolverse a esa botella.

Foto: Canva

  • Cursos de formación y certificaciones.

Si bien los requisitos de capacitación específicos pueden variar entre comunidades, los mejores tatuadores recibirán capacitación en patógenos transmitidos por la sangre, infecciones y contaminación cruzada.

El entorno también debe estar limpio y libre de suciedad o residuos visibles.

  • El equipo debe estar organizado.

El lavado de manos debe ser frecuente y los artistas deben estar sobrios, es decir, libres de drogas y alcohol, y deben exigir a los clientes que estén en el mismo estado mental.

(Con información de la Secretaría de Salud, Curso Higiénico Sanitario y el Instituto Internacional de Psicología)