Luego de que fuesen identificadas el año pasado, los casos de covid causados por las variantes de ómicron BA.4 y BA.5, capaces de evadir la respuesta de anticuerpos, han aumentado en todo el mundo en las últimas semanas.

Este aumento de casos, hospitalizaciones y muertes, representan una llamada de alerta que debe ser atendida para evitar complicaciones futuras. Por esta razón, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha propuesto que las vacunas de refuerzo se modifiquen para poder combatir a las variantes más contagiosas hasta ahora.

(foto: unsplash)

Las vacunas deben enfocarse a las subvariantes de ómicron

La FDA ha aconsejado a las empresas que fabrican las vacunas para covid-19, que modifiquen las fórmulas de las vacunas de refuerzo para que puedan combatir a las variantes BA.4 y BA.5 de ómicron, que son las responsable del aumento de casos de covid.

“Conforme nos movemos al otoño y al verano, es crítico que tengamos refuerzos de vacunas efectivas y seguras que puedan proveer protección contra las variantes actuales y las emergentes”, aseguró el Dr. Peter Marks, de la oficina de vacunas de la FDA.

Esta decisión fue tomada luego de que un comité experto en vacunas votara para adoptar vacunas más avanzadas que estén orientadas a las formas de ómicron, reconociendo que las vacunas actuales podrían no ser tan eficientes para algunos ciudadanos.

El Dr. Marks aclaró que la agencia no estaba solicitando que se cambiara la fórmula inicial de las dosis de vacunas de covid, pues estas representaban una base de protección contra complicaciones significativas. En lugar de eso, se esperaba que hubiese un período de transición donde se pudiera introducir una vacuna de refuerzo modificada.

La FDA también recomendó que los productores de las vacunas produzcan una vacuna bi-valente, es decir, que con una sola inyección pueda protegerse contra las variantes BA.4 y BA.5, así como contra el coronavirus original. La agencia considera que de esta manera, la mezcla en la vacuna podría brindar protección extra, más fuerte y durable contra cualquier forma del virus.

Si bien la vacuna actual contra covid y sus refuerzos han demostrado ser efectivas y brindar cierta protección contra ómicron y sus variables, la Administración de Alimentos y Medicamentos, ha dicho que es preferible pensar en modificaciones, ya que existe el riesgo de un rebrote mucho más fuerte de covid en la segunda mitad del año debido a una combinación de factores como la inmunidad ganada, la evolución de variantes y el aumento de actividad en interiores.

Los oficiales de la agencia han dicho que es necesario tener una opción de vacunación lista para el verano, pues de otra manera sería imposible tener lista la vacuna para otoño, que es cuando se calcula que podría haber mayor riesgo de aumento de casos, por lo que se trata de un asunto de urgencia.

(foto: unsplash)

Hasta ahora las vacunas originales son efectivas

Por el momento, se ha visto que la formulación original de las vacunas de covid-19 y sus refuerzos son efectivas para prevenir complicaciones y riesgos de salud respecto a la variante ómicron.

Sin embargo, los laboratorios como Moderna y Pfizer ya comienzan a trabajar en una formulación que pueda estar dirigida a las variantes BA.4 y BA.5, que resultan de relevancia actual, pero hasta el momento no se han encontrados significativos que demuestren la efectividad de estas vacunas.

(foto: unsplash)

Las variantes BA.4 y BA.5 de ómicron

La revista científica Nature, indica en uno de sus artículos que las variantes BA.4 y BA.5, dos variantes nuevas de la (ya) variante ómicron, son responsables del aumento internacional de casos de covid-19, ya que se ha visto que pueden diseminarse y contagiar más rápido que otras variantes que aún circulan.

Sin embargo, aunque son más contagiosas, se ha visto que en comparación a las primeras olas de covid-19 en los diferentes países, han causado menos hospitalizaciones y muertes, pero eso no significa que no puedan provocar complicaciones en las personas infectadas, principalmente en aquellas que aún no se han vacunado.

Según el artículo, el aumento de casos por BA.4 y BA.5, puede deberse a su capacidad de infectar personas que ya eran previamente inmunes a otras variantes de coronavirus (SARS-CoV-2), o a la cantidad de mutaciones genéticas que tienen, lo que vuelve a estas variantes capaces de evadir las respuestas inmunológicas.

Sin embargo, aunque hasta ahora la mayoría de países parece no presentar una gran problemática respecto a estas variantes, la revista Nature indica que no puede darse por hecho que BA.4 y BA.5 no darán problemas a futuro.

(foto: unsplash)

Ómicron en México

Fue en diciembre de 2021 que el primer caso de ómicron fue confirmado en México.

Se trataba de un hombre de 51 años de edad, que provenía de Sudáfrica, y que presentaba síntomas leves de la enfermedad.

Para junio de 2022, se sabe que en la quinta ola de covid-19 en México, las subvariantes que dominan (y que, de alguna manera, impulsan el aumento de casos) son BA.12.1, BA.4 y BA.5 de ómicron, según declara el epidemiólogo Alfonso Vallejos Paras, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM.

“Es cierto que hay un aumento de casos, pero no ha llegado a los niveles de olas anteriores. Se espera que el número de muertes sea menor debido al avance de la vacunación”, agregó el doctor.

La recomendación, dice, es seguir utilizando las medidas sanitarias de prevención que se aplicaron durante los dos primeros años de la pandemia, como el uso de cubrebocas, lavado de manos, distancia social y acudir a la vacunación. 

(con información de: The New York Times, Revista Nature, Capital 21, El financiero.)